Consejos sobre renunciar a tu empleo sin tener una nueva oferta laboral

Escrito por Dana Severson | Traducido por Diana I. Almeida

Renunciar a un empleo sin tener otro no es la mejor opción para nadie. No importa cuán seguro sea el mercado, no hay garantía de que conseguirás otro empleo, especialmente cuando lo necesitas. Esto no sólo puede ser dañino financieramente, sino también perjudicial para a tu carrera a largo plazo.

Busca lo positivo

Antes de anunciar tu partida, pregúntate si hay algo que aún te guste de tu trabajo. Con seguridad, hay cosas buenas en tu día. Cuando identifiques las cosas positivas, concéntrate en ellas y considera tu empleo como algo que finalizar, no como una situación permanente.

Comienza tu busqueda de trabajo

Conforme te enfoques en lo positivo de tu día, comienza a buscar activamente un nuevo trabajo. Escribe tu currículum, revisa las bolsas de trabajo y contacta a un reclutador. El simple hecho de que haces algo para mejorar tu vida profesional puede reprimir los sentimientos negativos que tengas sobre tu trabajo actual. Esto te puede dar la fuerza y la determinación para soportarlo hasta que aparezca otra oportunidad laboral; pero siempre haz tu búsqueda en tu tiempo. Los contratistas potenciales pueden ver cuando solicitas un empleo y si lo haces durante tus horas de trabajo, no se considera muy profesional.

Decir en redes sociales que buscas un empleo nuevo

Si la gente no sabe que buscas trabajo, no te pueden recomendar. Dile a tu red laboral de amigos y ex colegas que buscas una nueva oportunidad de empleo, y quizá lo consigas antes de lo que piensas. Asegúrate de mantener la privacidad en cualquier red social, pues ctualizar LinkedIn, Facebook, Google+ y Twitter con tus nuevas metas laborales puede hacerle saber a tu actual jefe que vas a renunciar y puedes afectar tu ambiente laboral.

Poner las finanzas en orden

Poner tus finanzas en orden es lo primero que debes hacer antes de dejar tu trabajo sin contar con una oferta. Ahorra suficiente dinero para cubrir tus gastos por seis meses, si no es que más; pues te puede tomar este tiempo asegurar un trabajo y no querrás quedarte sin dinero antes de que esto pase.

Trabaja de forma independiente entre empleos

Si puedes hacer tu trabajo de forma independiente, considera comenzar tu propio negocio antes de anunciar tu partida. Registra el dominio de un nombre, crea un sitio, imprime tarjetas de negocios y consigue clientes. Tu segunda carrera puede terminar siendo esa en la que eres tu propio jefe.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images