5 pasos para amar tu trabajo

Escrito por Ruth Mayhew | Traducido por Vanesa Sedeño
Las personas que aman su trabajo no deben luchar con la alarma todas las mañanas.

Las personas que aman su trabajo no deben luchar con la alarma todas las mañanas.

Amar tu trabajo es un tarea que depende de ti, no de tu lugar de trabajo. Si estás en la encrucijada entre decidir si deseas permanecer en tu empleo actual o renunciar, debes tomarte un momento para reflexionar por qué elegiste este campo laboral en donde te desempeñas. Como las circunstancias del lugar de trabajo pueden afectar tu comportamiento y motivación y, por tanto, la forma en que disfrutas el trabajo, la parte más importante de amar tu empleo depende de ti.

Personalidad

Muchos capacitadores y asesores profesionales recomiendan realizar un test de personalidad, como el Indicador Myers-Briggs, para determinar qué campos laborales son los más adecuados para tu personalidad de base. Encontrar un trabajo que se adapte a tus necesidades tomando como punto de partida tu personalidad puede ser la base perfecta para comenzar a buscar empleo. Por ejemplo, las personas que son extrovertidas puede tener un talento natural para destacarse en un puesto de ventas, mientras que una persona introvertida sería más adecuada en un puesto en donde haya una mínima interacción con colegas y clientes.

Actitud

No permitas que tus problemas personales afecten tu desempeño laboral y la forma en que interactúas con tus compañeros. Si la interacción con tus colegas no es agradable, abórdalos con una actitud madura y racional para que puedas realizar el trabajo para el que fuiste contratado en lugar de estar todo el día con mala cara sobre el entredicho que tuviste con tu compañero de trabajo. Comunícate con tus colegas de forma sincera, amable y atenta, y fomenta un diálogo honesto, de esta manera obtendrás el respeto de los demás y podrás respetar a tus colegas. Controla tu actitud en el trabajo. Concentrarte en generar relaciones laborales positivas es un gran paso para generar una buena actitud en el trabajo.

Relevancia

Busca formas de que tu empleo sea significativo. Algunos trabajadores no aman sus puestos de trabajo porque obtienen salarios altos, sino porque sienten que el trabajo que hacen es significativo y contribuye con el bienestar de los demás; esto ocurre sobre todo en las profesiones en el campo de la salud, como las enfermeras y los médicos. Quienes trabajan para las organizaciones comunitarias y fundaciones de caridad, encuentran alegría en los servicios que prestan a personas con necesidades. Sin embargo, es posible que trabajes para una entidad con fines de lucro y te sientas bien acerca de los productos y servicios que la empresa ofrece a los clientes. Por ejemplo, si tu objetivo es proporcionar un servicio óptimo a los clientes, seguramente crearás experiencias valiosas para esos clientes. Además, te aseguras de cumplir un rol importante para contribuir con la rentabilidad de la empresa.

Salud

Pon en práctica una vida saludable. Si descansas el tiempo necesario, comes bien y realizas ejercicios de forma regular te puedes sentir mejor con tu estilo de vida y generarás un impacto positivo en tus logros laborales. Si no tienes un buen estado de salud, es probable que no puedas disfrutar de tu trabajo, ya que las ocho o más horas que estás en tu empleo se pueden convertir en una ardua tarea diaria si no te sientes bien. Aprovecha los beneficios médicos de la empresa y si estás luchando con problemas que puedes resolver con la ayuda de un terapeuta, busca ayuda profesional por medio del programa de asistencia al empleado de la compañía.

Equilibrio

Para evitar convertirte en un adicto al trabajo, debes conseguir que haya un equilibrio entre el trabajo y tu vida personal. Todo el mundo necesita tiempo para revitalizarse y recargar energía o sólo para relajarte fuera del ámbito laboral. Si separas tiempo para ti y tu familia, es probable que te sientas mejor con tu empleo. Apaga los dispositivos tecnológicos que te conectan con tus actividades laborales y limita la frecuencia con que revisas el correo electrónico laboral. Estos son los pasos que te permiten separar las obligaciones del trabajo de tus necesidades personales y, en consecuencia, crearás un mejor estado de ánimo con el que podrás abordar mejor tus responsabilidades laborales.

Créditos de las fotos

  • Burke/Triolo Productions/Brand X Pictures/Getty Images