Las mejores maneras de informar a tu jefe que has obtenido una mejor oferta de trabajo

Escrito por Grace Ferguson | Traducido por Bety Piña

Si te cae bien tu jefe y te gusta tu trabajo, pero tu sueldo no es satisfactorio, las obligaciones financieras podrían dificultar que te quedes en la empresa. Si tus funciones laborales no son lo suficientemente desafiantes, es posible que quieras un trabajo más estimulante. Como resultado, comenzarás a buscar una mejor oportunidad. Si recibes una oferta de trabajo más atractiva, utiliza las estrategias adecuadas para cambiarte sin problemas.

Toma una decisión

Antes de comentarle a tu jefe acerca de tu nueva oferta de trabajo, asegúrate de que tomarás el empleo. Si no vas a tomar la oferta, no tiene sentido informárselo. Ten en cuenta que antes de renunciar, todavía estás bajo el control de tu jefe. Después de que renuncies, el control es tuyo. Por lo tanto, hablar con tu jefe acerca de una oferta de trabajo que no se ha confirmado todavía podría costarte a largo plazo. Por ejemplo, si lo haces para manipular a tu jefe para que te pague más, puede molestarse y considerar que eres desleal y un extorsionista. Además, es importante que revises la nueva oferta de trabajo desde todos los ángulos para asegurarte de que es lo que realmente quieres. Un aumento en el salario no significa que tendrás un mejor jefe, mejores compañeros de trabajo o mejores condiciones laborales. Si el aumento de sueldo y las prestaciones no son considerables y tus funciones de trabajo no son desafiantes, puede que no valga la pena.

Primero comunícaselo a tu jefe

Si eres un buen trabajador, será difícil que tu jefe acepte tu renuncia. Si decides aceptar la nueva oferta de trabajo, haz todo lo posible para suavizar el golpe. Esto incluye decirle a tu jefe en persona antes de dar la noticia a tus compañeros de trabajo. Envíale un correo electrónico o llámalo por teléfono para solicitar una reunión privada. Reúnete con él por lo menos una o dos semanas antes de la fecha de renuncia. Si es posible, hazlo con tres semanas o un mes de antelación.

Ten tacto y se firme

Durante la reunión con tu jefe, cortésmente explícale que has decidido dejar la compañía. Él puede querer saber más acerca de tu nueva oportunidad; abstente de hablar demasiado. En lugar de alardear sobre tu nueva oferta, simplemente podrías decirle: "He decidido aceptar una gran oportunidad para trabajar con la empresa Picturesque Design. Estoy agradecido por la oportunidad que me ha dado. Me gustaría quedarme durante las próximas semanas para que este cambio no cause ningún problema". No tienes que decir en dónde trabajarás si no quieres. Si tu jefe hace una contraoferta, que sea más alta que la de tu nueva oferta de trabajo, mantente firme en tu decisión para no parecer una persona voluble.

Elabora tu carta de renuncia

Elabora una carta de renuncia breve y directa. Incluye la fecha de renuncia y agradece a tu jefe por las oportunidades que recibiste durante el empleo. Independientemente de cómo te sientas, abstente de incluir comentarios negativos sobre la empresa, tu jefe y tus compañeros de trabajo. Tu carta de renuncia se colocará en tu archivo personal y la forma en que dejes la compañía podría ser compartida con tus futuros empleadores. Se educado y profesional.

Vete con dignidad

Continúa desempeñándote de la mejor manera hasta el día en que dejes la empresa. No te relajes por el hecho de que dejarás la compañía. Termina los proyectos que has iniciado y mantén a tu jefe actualizado sobre tu progreso. Si es posible, ayuda a tu jefe a encontrar y entrenar a tu reemplazo. Comparte la noticia de tu renuncia con tus compañeros de trabajo, pero se breve y conciso. No hables mal de tu jefe o de la empresa, simplemente diles que tienes otra oportunidad que has decidido tomar.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images