Cómo establecer un horario de trabajo en casa

Escrito por Beth Winston | Traducido por Alejandra Rojas

Con mejoras en la tecnología, trabajar en casa se ha vuelto cada vez más fácil y ha proveído una gran opción flexible para muchos empleados. Pero trabajar en casa es diferente de un cubículo y requiere su propio conjunto de habilidades y disciplinas. Establecer un horario es un paso crucial para hacer tu vida de trabajo en casa productiva.

Establece horas de trabajo. Por mucho que pienses que puedes mezclar las responsabilidades domésticas con las del trabajo no es eficiente a la larga. Decide qué horas te concentrarás únicamente a tu trabajo profesional.

Trabaja con los ritmos de tu cuerpo. Una de las cosas buenas de trabajar en casa es que no tiene que ser de 9 a 5. Si eres más productivo temprano en la mañana empieza temprano y deja de trabajar a media tarde. Si te duermes tarde, empieza a la hora del almuerzo pero trabaja hasta el anochecer.

Aléjate de todo. Si es posible hacer tu trabajo en una habitación donde puedas cerrar la puerta y no ser molestado, hazlo. Ten un escritorio dedicado sólo para tu trabajo así las otras tareas no están a la vista.

Hazle saber a tu familia que no puede molestarte. Especialmente si tienes niños puede ser tentador para ellos correr a tu oficina para hacerte preguntas o hacerte algún pedido. Coloca barreras alrededor de tu tiempo y espacio de trabajo.

Prioriza tus tareas. Haz una lista de lo que deseas terminar durante el día con las tareas más importante al principio de la lista.

Toma descansos. Si has tenido un largo período de trabajo y has logrado algo toma un descanso para hacer café o para dar un paseo rápido fuera, pero siempre establece un límite de tiempo como 10 o 15 minutos y luego regresa a trabajar.

No comas en tu escritorio. Toma tiempos de comida regularmente, especialmente un descanso para almorzar en el medio de tu día de trabajo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images