Cómo vender tu producto a un minorista

Escrito por Miki Markovich | Traducido por Lucrecia García

Antes de reunirte con el minorista potencial, asegúrate de que tengas todos tus materiales de presentación. Los minoristas quieren ver un plan claro de una pequeña empresa para producir beneficios. Conoce tu mercado, cliente y producto. Si tienes preocupaciones sobre las ventas o las habilidades de negociación, considera contratar a un representante.

Busca oportunidades. Aprende las necesidades de los clientes y conoce las tendencias. Visita las tiendas locales y haz una investigación en línea. Aprende acerca de las políticas de las empresas proveedoras. También hay que tener en cuenta que las empresas son más o menos propensas a comprar. Por ejemplo, los minoristas tienen menos posibilidades de hacer compras importantes después de asistir a una feria comercial.

Acércate a las pequeñas tiendas y locales primero. Según "The New York Times", los grandes minoristas como Wal-Mart y Target quieren la documentación de los éxitos anteriores. Los negocios locales pueden acordar vender tus productos más rápidamente, lo que te proporciona un punto de apoyo en el mercado.

Perfecciona tu discurso, un breve resumen de tu idea. Sé capaz de diferenciar fácilmente el producto de la competencia y transmite claramente por qué se va a vender. Considera los puntos de precio e innovación.

Presenta producto y embalaje. De acuerdo a la revista "Entrepeneur", el embalaje es de suma importancia para los minoristas. Por lo tanto, cuando sea el momento de dar tu presentación, proporciona una muestra del producto y embalaje. La muestra del embalaje debe incluir precios y un código de barras.

Incluye una lista de los minoristas que ya compran tu producto, cualquier plan de promoción incluyendo pantallas de punto de venta y demostraciones in situ. También prepárate para compartir el historial de negocios y la información de fabricación.

Asiste a ferias comerciales. Las ferias comerciales son un lugar excelente para mostrar tus productos frente a los posibles compradores. Asegúrate de elegir programas adecuados para no incurrir en gastos innecesarios, sentirte fuera de lugar o encontrarte en una categoría muy amplia.

Crea una primera impresión positiva. Sé organizado y mantén la información necesaria. Pon a punto tu presentación de los productos con un embalaje exitoso. Proporciona una tarjeta de marketing con información necesaria sobre el producto. Asegúrate de que estés representando con éxito tu marca al vestirse y hablar correctamente.

Muestra tu entusiasmo claramente. Si no reflejas claramente el amor de tu producto, es poco probable que tu potencial comprador se lo lleve.

Completa la solicitud de proveedor si es que la hay.

Sé profesional. Ten materiales de marketing atractivos y tarjetas para dejar. Asegúrate de que todo el material promocional refleje claramente tu marca.

Sé persistente. Si un comerciante se niega a comprar tu producto, pregunta si puedes hablar con el minorista en una fecha posterior. Sigue la reunión con una tarjeta de agradecimiento o tal vez una muestra. Considera también compartir tu producto con la gente que puede correr la voz como bloggers influyentes.

Consejos

  • Vender productos en línea intensificará los ingresos y el reconocimiento del producto.
  • Busca a alguien que patente tus productos y pueda llevarlos a las tiendas.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Creatas/Getty Images