Cómo vender una línea de ropa en una boutique

Escrito por Elle Smith | Traducido por Ana María Guevara

Las boutiques pequeñas pueden ser una efectiva plataforma de lanzamiento para tu línea de ropa. La exposición puede hacer que te noten, generar ingresos y ayudarte a aprender lo necesario. Una vez que tu marca esté siendo exhibida, puedes construir una reputación y hacerte conocer en la prensa antes de expandirte a las tiendas departamentales o a las boutiques más grandes. Antes de comenzar a golpear en algunas puertas, haz tu tarea para entender las necesidades de la audiencia que tienes como objetivo y del dueño de la boutique.

Investiga el mercado

Identifica a la audiencia que tienes como objetivo antes de acercarte a una boutique para vender tu línea al dueño. Tu moda debe ser atractiva para la demográfica de la tienda. Asegúrate de que tu tienda tiene sentido para el cliente antes de hacer el contacto inicial. Visita algunas tiendas en las que te imagines tu ropa y observa casualmente. Si puedes imaginar tus productos en los estantes, haz una cita con el dueño. No se recomienda llegar o llamar de improviso en las tiendas llenas ya que el cliente siempre va primero. No uses un enfoque disperso para comercializar tu marca.

Muestras y precios

Tu línea de ropa debe lucir atractiva en los estantes y debe funcionar bien sin la explicación de los vendedores. También debes considerar tus precios. Si estos no se comparan con los de la competencia o si están fuera del alcance de los clientes de la boutique, puede que esta no quiera el riesgo financiero. Las tiendas deben poder producir ganancias, al igual que tú. Al comenzar, ofrece vender por consignación. El dueño de la boutique no pierde nada más que espacio y podrás recuperar lo que no se venda.

Crea un catálogo y un sitio web

Un catálogo es un porfolio fotográfico que consiste en de 6 a 12 de tus mejores piezas. Un catálogo construido profesionalmente que muestre tus diseños fotografiados desde todos los ángulos es una herramienta efectiva de marketing que habla por sí misma. Incluye una línea o dos de texto descriptivo y los precios de cada artículo. Lleva el libro a las boutiques. No olvides traer muestras de la tela y los colores del material de tu línea de ropa. Un buen sitio web que muestre tus mejores diseños también es esencial para construir tu marca.

Representación y ferias comerciales

Muchas boutiques prefieren trabajar con un representante o visitar un cuarto de muestra en vez de trabajar directamente con el diseñador. Un representante de marketing puede alquilar espacio en una ubicación profesional frecuentada por compradores o dueños de boutiques. También es más conveniente para el comprador ya que puede ver varias líneas al mismo tiempo. Puede que estés compitiendo con diseñadores que producen un trabajo comparable, así que selecciona sitios con líneas de moda que complementen tus diseños. Las ferias comerciales también son abundantes en la industria de la moda; compra un espacio en show que atraigan a boutiques locales.

Créditos de las fotos

  • Siri Stafford/Digital Vision/Getty Images