Cómo conseguir que los distribuidores minoristas acepten tus diseños de ropa

Escrito por Miki Markovich | Traducido por Enrique Alejandro Bolaños Flores

Antes de programar reuniones con representantes de distribuidores al por menor, asegúrate de que tienes más para compartir que tu cuaderno con bocetos de diseños de ropa. Prepara los materiales de presentación, incluyendo algunas muestras de ropa fina. Ten un plan claro para auxiliar a la empresa en la consecución de la rentabilidad con tus mercancías. Debes estar bien versado ​​en las áreas de tu objetivo demográfico, los costos de producción, plan de marketing potencial y fortalezas del producto y la debilidad. La contratación de un representante profesional puede ser útil si no tienes aptitud de negociante o experiencia en ventas; estos representantes suelen tener conexiones con la industria también.

Llena las necesidades del consumidor. Si se observa una necesidad insatisfecha en el sector del comercio minorista, examina los medios para llenarla. Ten siempre en cuenta las tendencias. Lleva a cabo investigaciones al visitar sitios clave, leyendo revistas profesionales y revistas de moda y visitando distribuidores al por menor.

Reúnete con pequeñas boutiques y establecimientos locales en primer lugar. Estos puntos de venta más pequeños pueden más fácilmente aceptar llevar tu línea de ropa. Esto puede proporcionar un punto de apoyo en el mercado. Las cadenas nacionales buscan una historia de éxito. Una vez que identifiques las tiendas que venden artículos similares al tuyo, llama a las tiendas para hacer una cita con los compradores.

Haz una impresión positiva. Está a tiempo, vestido apropiadamente y listo para presentar. Ten una presentación concisa perfecta, incluyendo los puntos principales tales cómo por qué tu producto se diferencia de otros en el mercado. Conoce tu objetivo demográfico, como lo que quieren y lo que están dispuestos a pagar.

Muestra tus productos. Antes de presentar tus muestras asegúrate de que se encuentran impecables y terminadas por completo.

Presenta una lista de empresas que actualmente venden tu ropa, en caso de que así sea. Esto puede incluir pequeños establecimientos comerciales, puntos de venta en línea o pedidos especiales, que pueden incluir pedidos de escuelas u organizaciones, por ejemplo.

Debes estar preparado para proporcionar tu historial de negocios y toda la información de fabricación.

Asiste a ferias comerciales adecuadas. A pesar de que asistir a ferias puede ser costoso, es una excelente manera de obtener que tu ropa esté al frente de los posibles compradores. Asegúrate de que tu stand y productos muestren claramente tu marca y te aparten de la competencia. Además, asegúrate de que es la feria adecuada. Por ejemplo, si diseñas ropa skater, asistir a una feria posicionada para la ropa de golf y el tenis no sería el mejor uso de tus recursos, pese a que los equipos deportivos son el enfoque.

Sé realista acerca de las cantidades y fechas de entrega. No prometas lo que no te es probable entregar.

Completa una orden de compra. Incluye detalles de tu acuerdo. Esto puede incluir términos tales como pagos parciales requeridos por adelantado para tener recursos para comprar materias primas.

Ponte en contacto con otros vendedores potenciales. En función de la exclusividad de tu contrato, o si has recibido un rechazo, continuar contactando a los establecimientos minoristas puede ser una buena opción para tus diseños.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images