Cómo obtener una licencia para cuidar niños

Escrito por Jordan Meyers | Traducido por Carolina Dellagiovanna

Un negocio de cuidado de niños puede ser gratificante si disfrutas de trabajar con niños. Para operar un negocio de este tipo de forma legal, necesitarás aplicar para la licencia de cuidado de niños en tu estado. Los requerimientos exactos para la misma pueden variar en distintos estados. En algunos sitios, todas los servicios de cuidado de niños requieren una licencia, mientras que en otros ésta sólo hace falta para cuidar a una cantidad de niños. Asegurarte una licencia para ello es el primer paso para manejar un negocio de cuidado de niños exitoso.

Decide si proveerás cuidados en tu hogar o en un centro especializado. Los requerimientos para la licencia pueden diferir dependiendo de dónde desarrolles tu negocio y de cuántos niños admitas.

Investiga las leyes para las licencias de cuidado de niños en tu jurisdicción en particular. Puedes obtener tu licencia de un departamento local de bienestar público, del departamento de salud y servicios humanos o de una agencia similar.

Obtén un paquete de licencias de la agencia apropiada en tu jurisdicción. En algunos lugares, puedes solicitar los paquetes de aplicación a licencias por teléfono, mientras que en otros deberás pedirlos en persona. Algunas jurisdicciones pueden incluso proveer el material para las aplicaciones en línea.

Revisa el paquete de licencias de tu jurisdicción para saber los requisitos mínimos que tendrás que tener para acceder a una licencia segura. Por ejemplo, puede que tu jurisdicción solicite un mínimo de edad y de educación. A menudo, el director de un centro de cuidado de niños debe tener un título universitario o algún tipo de certificación. Sin embargo, los dueños de los de guarderías pueden tener sólo un título de escuela secundaria o de Desarrollo educacional general (DEG).

Ve a una orientación si es necesario dentro de tu jurisdicción. Esto puede proveer una introducción a las leyes de cuidado infantil y los procedimientos de licencias en tu jurisdicción.

Entrega una investigación de antecedentes. En muchos estados, las personas deben presentar un registro limpio de antecedentes penales y de abuso infantil antes de acceder a la licencia. También hace falta la toma de huellas digitales.

Inspecciona tu hogar o el espacio donde llevarás a cabo el negocio para asegurarte de que cumple con los estándares estatales. Por ejemplo, puedes tener que instalar un gabinete de medicamentos con llaves para cumplir con los requisitos de algunos estados. Puede que encuentres los requisitos para la licencia en tu estado en el paquete de aplicación o en el sitio web correspondiente a las licencias y permisos. A veces esta información también provee orientación.

Completa cualquier entrenamiento adicional que sea necesario en tu estado. Por ejemplo, puede que tengas que completar un entrenamiento de resucitación cardiopulmonar (RCP) y de primeros auxilios antes de recibir tu licencia.

Planifica un examen médico y una prueba de tuberculosis. Puede que se te solicite entregar una planilla médica para demostrar que tienes buena salud.

Presenta la aplicación completa y el arancel de pago requerido para la dirección en tu paquete de aplicación. Los aranceles dependen de la jurisdicción en que deseas llevar a cabo tu negocio de cuidado de niños y del tipo de servicio que deseas comenzar.

Permite que los inspectores visiten tu guardería o centro de cuidado infantil si es necesario. Algunos estados requieren que este tipo de negocios se sometan a inspección antes de solicitar las licencias, o en algún punto después de dicho proceso.

Consejo

  • Si tu estado requiere que los directores de centros de cuidado infantil tengan títulos universitarios, considera contratar a alguien más para que trabaje como director de tu institución. Tú puedes obtener un título mientras llevas adelante tu negocio.

Créditos de las fotos

  • mother playing with her baby image by Galina Barskaya from Fotolia.com