Cómo abrir un negocio de preescolar

Escrito por Jordan Meyers | Traducido por Karen Angelica Malagon Espinosa

Un negocio de preescolar puede ser una buena elección en caso de que tengas un espíritu de vocación, mucha energía y un interés en la estimulación de las mentes de los niños. En este negocio, darás supervisión, actividades divertidas y oportunidades educativas para los niños. En la mayoría de los casos, abrir un negocio de preescolar significa trabajar con niños de 3 a 5 años de edad. Puedes abrir un negocio de preescolar en tu casa, en muchas áreas o en un espacio comercial.

Items you will need

  • Folletos

Aprende los requisitos para abrir una escuela preescolar en tu jurisdicción. Las leyes varían de un estado a otro pero en general son las mismas que una guardería infantil. Puedes encontrar los requisitos en línea o llamando a tu Departamento de Cuidado Infantil local, a tu Departamento de Salud y de Servicios Humanos o en una agencia similar. En la mayoría de los lugares, tienes que completar una solicitud de permiso, pagar una cuota y entregar revisiones de antecedentes penales o de abuso infantil para obtener el permiso. Tus instalaciones también pueden ser tema de inspección para otorgarte el permiso.

Reúne los requisitos educativos para poner en funcionamiento una escuela preescolar. En algunos estados, el director de una escuela preescolar debe tener un grado o créditos en educación relacionada con el campo. Si aún no has reunido los créditos requeridos o el grado, puedes contratar a un director que llene este puesto mientras trabajas en el cumplimiento de los requisitos de educación.

Asegura un permiso comercial para tu escuela preescolar. Obtener este permiso te da el derecho de poner en funcionamiento un negocio en el área. En algunas ciudades, necesitas un permiso comercial aunque pongas en funcionamiento una escuela preescolar en tu propia casa.

Prepara un plan comercial para tu negocio preescolar. Planea el lanzamiento de tu negocio incluyendo los costos iniciales y la publicidad. Incluye detalles sobre las cuotas que vas a pagar por permisos, salarios, renta o hipoteca hasta que empieces a ganar un beneficio. Además, agrega la cantidad máxima de niños que vas a aceptar, cuánto vas a cobrar, tus horas de operación y las políticas que planees para cerrar por días festivos.

Elige una ubicación para tu negocio de preescolar. Renta o compra un espacio comercial o abre una escuela preescolar en tu propia casa. Revisa los estándares de tu estado para aprender sobre la cantidad de espacio que vas a necesitar con base en la cantidad de niños que planeas aceptar.

Compra muebles y artículos educativos para tu negocio de preescolar. Es posible que necesites sillas y mesas adecuadas para los niños, colchones para la siesta, juegos y juguetes educativos, crucigramas y libros. Compra artículos artesanales, papel y un pizarrón que se borre en seco o también un pizarrón para cada salón de clases de preescolar.

Obtén e instala equipo de seguridad para tu escuela de preescolar con base en los requisitos de permiso en tu estado. Por ejemplo, la mayoría de los estados requieren que las escuelas de preescolar tengan extinguidores de incendios, detectores de humo y gabinetes cerrados con medicamentos.

Contrata los empleados que necesites para tu escuela preescolar. Dependiendo del tamaño de tu programa de preescolar, es posible que necesites un maestro de preescolar que dirija a cada salón y que ayude con la supervisión. Cada estado cuenta con distintos requisitos para contratar maestros de preescolar pero algunos requieren de un diploma de preparatoria y no contar con antecedentes penales o de abuso infantil. Sin embargo, puedes establecer los criterios que excedan los requisitos del estado.

Obtén un seguro para tu negocio preescolar. Normalmente tendrás un seguro de responsabilidad que cubra daño en las instalaciones así como lesiones sostenidas en tus premisas. Un agente de seguros también puede aconsejarte otros tipos de seguro que pueden ser benéficos.

Deja que los demás sepan sobre tu nuevo negocio de preescolar enviando folletos en los lugares que los padres frecuentan como bibliotecas, misceláneas y centros comunitarios. Pon publicidad en los periódicos locales y en directorios telefónicos. Además, pide a las escuelas locales que no cuenten con programas de preescolar que te refieran con los padres de niños en edad preescolar o que te permitan enviarles folletos en sus tablas de anuncios.

Consejo

  • Los negocios locales a los que van las familias como restaurantes, centros de actividad y escuelas de baile pueden ayudarte a pasar la voz sobre tu escuela de preescolar. Pregunta a los dueños de estos negocios si puedes dejarles tus folletos.

Créditos de las fotos

  • Stockbroker/Valueline/Getty Images