¿Cómo comenzar un negocio en casa de cuidado de ancianos?

Escrito por Carolyn Kay Neeley | Traducido por Ana María Guevara

Con la población del "baby-boomer" (explosión demográfica en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial) envejeciendo constantemente, los servicios de cuidado de ancianos tienen más demanda que antes. Recibir asistencias básica con actividades de la vida diaria como cocinar, limpiar, hacer compras, moverse y limpiarse permite que muchos individuos ancianos permanezcan seguros en sus casas evitando altos costos financieros, la pérdida de dignidad e independencia y la pérdida de calidad de vida que a menudo está asociada con los hogares de ancianos y facilidades de cuidado a largo plazo. Comenzar un negocio en casa de cuidado de ancianos no necesariamente requiere mucho capital inicial o educación; en cambio, la compasión, la paciencia y unas buenas habilidades de comunicación son invaluables para el éxito en este tipo de negocio.

Revisa las leyes en tu estado en cuanto a los proveedores de servicios de cuidado de ancianos, así como a los procedimientos de reporte e identificación de abuso a ancianos. Algunos estados pueden requerir que los individuos que proveen cuidados directos a ancianos en sus casas tengan cierto entrenamiento (RCP, primeros auxilios, manejo del comportamiento, etc.), estén licenciados como enfermeros o estén en una lista de un registro público de proveedores calificados de cuidados.

Obtén la certificación o el entrenamiento necesario. Esto usualmente requiere solo la educación mínima y puede ser completado durante el proceso de abrir tu negocio. Por ejemplo, la formación de enfermeras usualmente dura solo de cuatro a seis semanas y la certificación RCP a menudo se obtiene a través de un solo curso de 12 horas.

Desarrolla un plan de negocios describiendo qué servicios puedes o no proveer, qué tan lejos estás dispuesto a viajar a las casas de los clientes, los planes de emergencias estándar y qué fuentes de respaldo están disponibles para asegurar que tus clientes reciben la asistencia que necesitan en caso de que te enfermes o lastimes; incluye también las estrategias de publicidad y formación de conexiones, la estructura de tarifas y los métodos de contabilidad que usarás y cómo obtendrás los fondos iniciales necesarios.

Designa un área en tu casa para usar como oficina y coloca una computadora, una impresora y una línea telefónica para usarlas exclusivamente para el negocio. Además, necesitarás documentar qué tareas son llevadas a cabo, la condición general del anciano y cualquier otra información importante cada vez que proveas cuidados, así como registrar la información financiera o médica relevante. Usualmente, la documentación relacionada con el cuidado provisto será provista a través de formularios en papel que llevarás contigo y que serán llenados inmediatamente después de la visita, aunque los registros financieros pueden guardarse en la computadora para usarlos con un programa de contabilidad. Al establecer tu oficina, asegúrate de tener un espacio adecuado para almacenar los registros en papel, así como un almacenamiento electrónico seguro y una forma de respaldar la información en tu computadora.

Registra el nombre de tu negocio en la secretaría del estado o del condado, siguiendo las reglas de tu estado. Intenta elegir un nombre que indique claramente que ofreces cuidados y asistencia en casa a ancianos, pero ten cuidado ya que algunas localidades pueden poner restricciones en ciertos términos o rechazar el nombre de tu negocio si este implica que ofreces tratamiento o servicios médicos.

Ponte en contacto con el gobierno de tu ciudad o contado para conseguir información sobre cualquier licencia comercial o permiso de zonificación que necesites y sobre cómo obtener los permisos necesarios.

Obtén un Número de Identificación Fiscal del Servicio de Impuestos Internos entregando un formulario SS-4 o llenando uno en línea. Incluso si se trata de una empresa de un solo dueño sin empleados, este número ayuda a protegerte del robo de identidad; y, si eliges contratar ayuda adicional después, esté número estará disponible para ser usado. Usualmente, puedes usar tu número de identificación federal para registrarte también en las juntas estatales y locales para los impuestos comerciales.

Compra un seguro de responsabilidad a terceros para tu negocio de cuidados en casa y para tu vehículo si vas a usarlo para transportar a los ancianos a hacer compras, al doctor, etc.. Puede que también desees tener un seguro de depósito bajo fianza para obtener una protección y seguridad extras. Si lo deseas, discútelo con tu proveedor de seguros. Además, ten en cuenta que el seguro de tu casa puede no cubrir pérdidas comerciales como tu computadora o daños financieros relacionados con la pérdida de los registros de tus clientes, así que asegúrate de discutir o de obtener cobertura para estos casos.

Comienza a promocionar tu negocio de cuidado de ancianos y a buscar clientes. Ponte en contacto con centros comunitarios, centros de ancianos, consejos de envejecimiento, asociaciones de Alzheimer, grupos de apoyo para cuidadores y organizaciones similares para notificarles tus servicios y pedirles referencias. Además, crea un sitio web y considera publicar anuncios en periódicos locales y publicaciones enfocadas en los ancianos.

Advertencia

  • La mayoría de estados no permiten que las agencias de cuidado de ancianos provean cualquier tipo de cuidado médico, incluyendo administración de medicamentos, sin una licencia válida de médico, enfermera o alguna licencia relacionada.

Referencias

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images