Cómo hacer una propuesta de un plan de negocios

Escrito por David Ingram | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Los planes formales de negocios pueden ayudar a los empresarios a fondo en la planificación de sus nuevos proyectos empresariales. Aparte de sus ventajas inherentes, los planes de negocios también son útiles cuando se habla a los prestamistas y los inversores acerca de la financiación inicial. Al lanzar tu plan de negocios a los prestamistas, debes tener un plan de acompañamiento para la propuesta de negocios, ya sea algo tan simple como un discurso preparado o tan profundo como una presentación completa de diapositivas.

Crea una introducción a tu propuesta. Comienza tu propuesta dando las gracias a tus anfitriones y da una rápida introducción de ti mismo y cualquier otra persona de tu equipo de asistentes. Después de las cortesías iniciales, pasa a cubrir la parte general de la empresa de tu plan de negocios. Discute la misión y la visión de tu empresa y transmite los detalles interesantes acerca de la formación de tu empresa o de tus productos y servicios.

Discute la experiencia y las calificaciones de tus socios comerciales, o de ti mismo si eres un propietario único. Esta sección puede estar cerca del final de tu plan de negocios, pero es importante para establecer tu credibilidad a principios de la propuesta para poner a tus oyentes a gusto y hacerlos más receptivos al resto de tu presentación.

Habla de tus productos, servicios y ventajas competitivas. Céntrate en las necesidades no satisfechas que tus productos ofrecen si estás introduciendo un nuevo tipo de producto o servicio al mercado. Céntrate en los factores de diferenciación de tu producto si estás introduciendo una nueva alternativa en el segmento de productos existentes. Recuerda que debes centrarte en el valor de este paso; no entres en demasiados detalles sobre las especificaciones técnicas. Por ejemplo, un fabricante de un equipo nuevo puede lograr un mayor impacto al decir "Esta computadora será más rápida que cualquier otra en el mercado", en lugar de decir "Este equipo tendrá un procesador de tres gigahercios".

Elabora la parte de marketing de la propuesta. Habla de tu mercado objetivo elegido y las estadísticas actuales que demuestran la viabilidad del mercado. Incluye testimonios de pruebas de pre-mercado y entrevistas, y discute los arreglos provisionales que se hayan realizado con los clientes potenciales. Busca estas medidas provisionales, tanto como sea posible; decirle a un prestamista que ya hay personas que están haciendo fila para comprar tu producto puede ayudar a convencer a tu público de que eres una inversión sólida. Habla de tu plan de marketing real, revelando exactamente cómo vas a enviar mensajes de marketing a los consumidores y persuadirlos para que prueben tu producto.

Configura tu presentación del plan financiero. La palabra clave en esta sección es la rentabilidad. Concéntrate en la comunicación exactamente en cómo y cuando se va a obtener un beneficio, y cómo vas a aumentar tu margen de beneficio en el tiempo. Al igual que con la descripción del producto, no entierres a tu audiencia en detalles en este momento. Pulsa brevemente sobre los puntos importantes en tus estados financieros proyectados y los objetivos de crecimiento financiero, pero mantente enfocado en el objetivo principal de tus oyentes: ganar un retorno de su inversión lo más rápido posible.

Créditos de las fotos

  • Alistair Berg/Digital Vision/Getty Images