Cámaras de seguridad contra los derechos de los empleados

Escrito por Valerie Fox | Traducido por Cesar Daniel González Ménez
Los dueños de negocios cada vez llenan sus negocios con más equipamiento de cámaras de seguridad para vigilar a los empleados.

Los dueños de negocios cada vez llenan sus negocios con más equipamiento de cámaras de seguridad para vigilar a los empleados.

En su afán por erradicar y controlar a los empleados, más y más dueños de negocios se están convirtiendo en expertos en tecnología mediante la instalación de cámaras de video para verlos. Mientras que hacerlo es perfectamente legal, hay límites para lo que se puede grabar en los negocios.

Necesidad de vigilancia

Los dueños de los negocios han informado que la instalación de cámaras de seguridad los ha ayudado en varios aspectos importantes. No sólo tienen cámaras que ayudan a identificar a los empleados que roban, sino que también impiden que éstos roben en primer lugar. Las cámaras también ayudan a los empleadores a monitorear los hábitos de trabajo que tienen los empleados. No todas las instalaciones de cámaras están destinadas a "atrapar" a los empleados haciendo algo malo. Así como los empleadores las usan para monitorear los hábitos de trabajo de los empleados, también pueden ver la dedicación que tiene un empleado.

Derechos de privacidad de los empleados

Muchos empleados entienden la necesidad de que sus empleadores supervisen el lugar de trabajo, así que entienden la necesidad de los empleadores de instalar cámaras de seguridad a lo largo de sus establecimientos. Sin embargo, no van a aceptar que sus momentos más privados sean grabados. Ellos esperan y exigen un cierto grado de privacidad, y las leyes federales y estatales obligan a los empleadores a hacerlo. Para instalar las cámaras, el empresario debe demostrar que su propósito es razonable y legitimo para el negocio. Además, la mayoría de los estados requieren que el empresario notifique a sus empleados de que los locales están bajo vigilancia. Las cámaras ocultas por lo general no están permitidas.

Respecto a las leyes para grabar en video

Los tribunales federales y estatales han dictaminado que la instalación de cámaras de vigilancia no es ilegal siempre y cuando la intención sea aprobada. Por ejemplo, los empleadores no pueden instalar cámaras en los baños o vestuarios donde la gente se cambia de ropa. Algunos estados han ido un paso más allá y no se permiten las cámaras en el salón. La Instalación de cámaras en estas áreas podría dejar el negocio abierto a ser demandado bajo las leyes de responsabilidad civil. Aunque hacer la grabación de video es legal, las grabaciones de sonido no lo son. La grabación de sonido o voces es ilegal en la mayoría de los estados. Para poder grabar el sonido, la parte o partes siendo grabadas deben dar su consentimiento. Los empleados tienen el derecho de demandar si sienten que su privacidad ha sido invadida por las cámaras de vigilancia en cualquier momento.

Conoce la ley

Si eres el propietario de un negocio y estás pensando en instalar cámaras de seguridad en tu oficina, primero debes familiarizarte con las leyes federales y las leyes estatales en materia de privacidad. Las leyes estatales pueden variar mucho según el estado. Puedes aprender sobre ellos contactando al Departamento de Trabajo de EE. UU. y su departamento de trabajo del estado.

Créditos de las fotos