Características de un empresario frente a un administrador

Escrito por Jared Lewis | Traducido por Sebastian Castro

Los administradores y empresarios juegan un papel importante en la comunidad empresarial. Muchos de ellos comparten características similares, pero existen algunas diferencias cuando se trata de definir los rasgos básicos de cada uno. Los administradores juegan un papel completamente diferente a un empresario, por supuesto, a menos que el empresario administre su propio negocio. En ese caso, el empresario adquiere algunos de los rasgos de un administrador por necesidad.

Enfoque

El enfoque de un empresario y de un administrador tiende a ser diferente cuando se trata de su propósito general en una empresa. El empresario se ocupa principalmente de los componentes necesarios para poner en marcha un negocio. Un administrador, por lo general está ocupándose de la sostenibilidad, y tiene que centrarse en lo que puede hacer en el marco de lo dado para trabajar en una empresa ya existente.

Crecimiento

Tanto los administradores como los empresarios están preocupados por el crecimiento del negocio. Un empresario comienza con la idea de la empresa desde sus inicios y su potencial para el crecimiento a largo plazo. El análisis del mercado y de los recursos disponibles en relación a la idea original juegan un papel primordial en sus decisiones empresariales. Un gerente de negocios se centra en engendrar un crecimiento basado en los recursos disponibles. Un gerente debe conseguir que los empleados actúen en niveles óptimos y debe hacer uso de los recursos no humanos para crear un crecimiento adicional más allá de la sostenibilidad básica.

Innovación

Los empresarios tienden a ser visionarios. Ellos ven una tendencia o el mercado potencial para un producto y convierten su visión en realidad. Un administrador tiene que interesarse por la visión de alguien más. Los empresarios suelen ser los innovadores en la industria en la que se adentran, mientras que los administradores suelen confiarse de los métodos probados para el funcionamiento de un negocio. Los administradores pueden ser innovadores, pero no inician nuevos negocios o abren nuevos mercados. Ellos innovan en cuanto a las formas en que manejan a sus empleados y los inspiran a trabajar mejor, o en la forma en que aumentan la eficiencia del uso de los recursos, pero no suelen comenzar algo nuevo.

Riesgo

Los empresarios son tomadores de riesgos por definición y lo administradores no. Esto no quiere decir que un empresario toma riesgos ciegos; los riesgos suelen ser calculados, pero muchas veces tiene que apretar el gatillo y continuar. Un empresario trabaja en un ambiente de incertidumbre, mientras que un administrador de negocios sólo puede tomar riesgos dentro de los parámetros establecidos por el empleador. Un administrador tiene que ser más conservador en este sentido, porque maneja negocios de otras personas, no el suyo propio. Los administradores son especialistas en gestión de riesgo que evalúan probabilidades para un empresario o dueño de negocio. También pueden hacer riesgos calculados, pero en la mayoría de los casos, tienen la seguridad que su trabajo estará allí al día siguiente. Un empresario no sabe si su negocio tendrá éxito o si su empresa no va a generar ningún ingreso.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images