La diferencia entre una teoría de la administración clásica y la teoría de relaciones humanas

Escrito por Stacy Zeiger | Traducido por Verónica Sánchez Fang

La teoría de la administración clásica y la teoría de las relaciones humanas representan dos puntos de vista de la administración en los extremos opuestos del espectro. Un punto de vista se centra en buscar a los trabajadores únicamente como un medio para realizar su trabajo, mientras que la otra se centra en el desarrollo de una organización y el comportamiento y motivación de los empleados. La mayoría de los gerentes encuentran que una combinación de las dos teorías sirve lo mejor de ellas en sus negocios.

¿Qué es la teoría de la administración clásica?

La teoría de la administración clásica implica la creación de múltiples niveles de trabajadores para mejorar la productividad. Los empleados de los niveles más bajos encuentran sus tareas supervisados ​​por los supervisores que, a su vez, son supervisados ​​por los administradores. En cada nivel, los empleados deben realizar tareas de acuerdo a los procedimientos específicos diseñados para maximizar la productividad. Además, esta teoría se centra en el lado impersonal del negocio. Los empleados y los gerentes no deben permitir que la amabilidad y las interacciones personales se involucren con la organización. Las reglas deben ser observadas a la letra, y la contratación y despido de los empleados debe referirse únicamente a las habilidades que poseen.

Pros y contras de la teoría de la administración clásica

La teoría de la administración clásica no se utiliza en muchas organizaciones debido a sus deficiencias. Mientras que algunos de los componentes de la teoría, como el diseño de procedimientos para completar una tarea y mantener los asuntos personales fuera del negocio, ayudan a un enfoque de organización en el trabajo a mano, la teoría no tiene en cuenta las diferencias entre los empleados. Cuando los sentimientos de los empleados y opiniones no son tomados en cuenta, el negocio no puede crecer o puede experimentar altos niveles de rotación de personal ya que los empleados no pueden desarrollar una relación con el negocio y salen en busca de un trabajo más satisfactorio.

¿Qué es la teoría de relaciones humanas?

La teoría de las relaciones humanas, también conocida como teoría de la administración del comportamiento, se centra más en las personas en un lugar de trabajo que en las normas, procedimientos y procesos. En lugar de directivas que vienen directamente de la administración, una teoría de las relaciones humanas permite la comunicación entre empleados y directivos, lo que les permite interactuar entre sí para ayudar a tomar decisiones. En lugar de dar cuotas a los trabajadores y requerir ciertos procedimientos, los trabajadores están expuestos a las tácticas motivacionales y emocionales para conseguir que aumente la productividad. El enfoque de este estilo es la creación trabajadores satisfechos y productivos y ayudarlos a invertir en una empresa.

Pros y contras de las teoría de la administración de las relaciones humanas

Mientras que muchas empresas operan sobre la base de la teoría de las relaciones humanas, este tipo de gestión tiene sus peligros. Los trabajadores de las empresas se arriesgan a ser demasiado sociales o fácilmente influenciados por las emociones y opiniones personales al tomar decisiones, en lugar de basarse en datos duros. Puede ser más difícil reprender a los empleados por mal desempeño o destituirlos una vez que han invertido en la empresa. A pesar de estos riesgos, la teoría de las relaciones humanas tiene el potencial de incrementar las tasas de retención de empleados y la productividad. Cuando los empleados se sienten más valorados por una empresa, invierten en esa empresa y en su mayor bien.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images