¿Que le da a una compañía una ventaja comparativa?

Escrito por Melanie J. Martin | Traducido por Blas Isaguirres

Una ventaja comparativa significa que tiene el costo más bajo de producción de un producto. Numerosos factores contribuyen a la ventaja comparativa. Tener una ventaja comparativa permite a una empresa bajar los precios en el producto final, que podría dar lugar a más ventas. Una empresa debe determinar qué productos podría tener una ventaja comparativa con antes de diseñar y producir ellos.

Medio ambiente

Un entorno favorable para la producción de un determinado tipo de bien da a la empresa una ventaja comparativa en la producción de ese bien. Por ejemplo, los agro-negocios en la Florida cultivan naranjas, mientras que los de Iowa, maíz. Luchar para producir un producto en un entorno inadecuado supondría una compañía detrás de la competencia. Del mismo modo, las empresas con acceso a las materias primas necesarias para producir un producto experimentarán menores costes de producción. Bajo costo de la tierra y del trabajo desempeñan también un factor.

Conocimiento y técnicas

El conocimiento que permite a una empresa utilizar técnicas más rentables proporciona a la compañía una ventaja comparativa. Las empresas se esfuerzan continuamente para investigar e implementar innovaciones que les permiten producir bienes con mayor rentabilidad. Las innovaciones favorables al medio ambiente a menudo tienen sentido económico, ya que reducen los desperdicios y reducen al mínimo los componentes de energía y otros utilizados en la producción de un bien, como dice Joel Makower en "Estrategias para la economía verde".

Economías de escala

La producción de un bien en una escala más grande puede proporcionar una ventaja comparativa al reducir el costo por unidad de producción. Su inversión en materiales, equipos y mano de obra paga más cuando se puede producir más, si los clientes están buscando productos baratos. Por otra parte, la compra de grandes cantidades de materias primas les permite adquirir los materiales a un costo menor.

Regulaciones del gobierno

Las regulaciones del gobierno, como los aranceles pueden imponer una ventaja comparativa para una empresa nacional a diferencia de las empresas extranjeras. Asimismo, tales medidas pueden favorecer a las empresas de una nación sobre otra, o por las empresas que no cumplan con las normas nacionales.

Calidad del producto

Los clientes no necesariamente compran el producto más barato (también quieren calidad, o un producto que viene a llenar un nicho en particular). Tener un producto que sabe mejor, se ve mejor, o contiene ingredientes saludables puede dar a la empresa una ventaja comparativa. Del mismo modo, una marca fuerte asociada con la calidad también juega un papel. La calidad de soporte de ventas también puede influir en la ventaja comparativa.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images