Ventajas y desventajas de la innovación tecnológica

Escrito por Chris Joseph | Traducido por Enrique Pereira Vivas

    Los avances tecnológicos se producen continuamente y las empresas sienten a menudo la necesidad de aplicar los últimos cambios para mantenerse al día con la competencia. En los negocios, la innovación tecnológica puede tomar muchas formas, incluyendo la informatización y mecanización de los sistemas y procesos necesarios. Para los propietarios de pequeñas empresas, la innovación tecnológica puede ofrecer una serie de ventajas importantes, así como posibles desventajas.

    Expansión del mercado

    La tecnología innovadora puede ayudar incluso a las empresas más pequeñas a competir a nivel global. Innovaciones tales como Internet, por ejemplo, permiten que un propietario único ofrezca sus productos o servicios a las perspectivas de todo el mundo a través del uso de un sitio web. Éste puede proporcionar descripciones detalladas de los productos y las fotos de sus productos para ofrecer perspectivas con toda la información que necesiten para tomar una decisión de compra informada. Los vehículos de los medios sociales como Facebook y Twitter también le permiten trabajar en red con otros que puedan estar interesados ​​en su negocio, sin necesidad de una interacción cara a cara.

    Reducción de costos

    La innovación también puede ayudar a los empresarios a mantener los costos al mínimo. Con el uso de la automatización, un pequeño fabricante puede reducir su dependencia de los seres humanos para llevar a cabo algunos de los procesos de producción necesarios. Como resultado, la empresa puede reducir los gastos de los empleados, tales como sueldos, beneficios y volumen de negocios. La tecnología también puede ayudar a racionalizar el proceso de producción, eliminando los residuos costosos. La implementación de un proceso de fabricación como Six Sigma, por ejemplo, ofrece la oportunidad de conocer la demanda del cliente de una manera más rápida y eficiente.

    Preocupaciones de los empleados

    Si bien la tecnología innovadora puede reducir la dependencia de una fuerza de trabajo, la otra cara es que los empleados pierden puestos de trabajo en el proceso. En el caso de un negocio pequeño, esto puede significar que tiene que hacer una difícil elección entre el aumento de las ganancias o soltar antiguos empleados. Incluso si la aplicación no da lugar a la pérdida del empleo, algunos empleados pueden tener dificultades para adaptarse al cambio. También puede haber una curva de aprendizaje al instituir el cambio, lo que resulta en una reducción de la productividad en el corto plazo.

    Costos iniciales

    Aunque la nueva tecnología puede suponer un ahorro en el largo plazo, a veces se traduce en un gasto inicial importante. El dueño de una pequeña empresa puede no tener los recursos para adquirir un sistema informático o una maquinaria nueva o puede que tenga que pedir prestado el dinero para hacerlo. Si la nueva compra no aumenta la producción o reduce los gastos en el largo plazo, esto podría tener un efecto devastador en la viabilidad a largo plazo de la operación.

    Créditos de las fotos

    • Comstock Images/Comstock/Getty Images