¿Qué es una hoja de balance final de año para una pequeña empresa?

Escrito por Vicki A. Benge | Traducido por Laura De Alba

En la contabilidad de negocios, se preparan muchos estados financieros básicos regularmente para mantener una conciencia de la condición financiera de la compañía. Esos documentos proporcionan a la dirección, proveedores de crédito y posibles inversionistas con la información acerca de dónde obtiene sus ganancias del negocio, cómo gasta esas ganancias y el valor neto que componía la compañía. Uno de estos estados es la hoja de balance, generalmente preparada al final del año calendario o fiscal, dependiendo de la política del negocio.

Resumen de posición financiera

Una hoja de balance es un estado financiero que describe los activos y pasivos actuales de un negocio. Al final del año, el resumen mostrará qué activos posee el negocio y los pasivos que financian esos activos. Por cada dólar de activos, la hoja de balance mostrará un dólar de pasivos o construcción de capital. La hoja de balance es como un resumen del estado financiero del negocio en una empresa en particular y algunas veces es llamada el estado de posición financiera del negocio.

Arreglo típico

La hoja de balance típica tiene una lista de activos a la izquierda y pasivos a la derecha. Los activos son los recursos que posee el negocio. Pueden incluir las cantidades prepagadas con un valor tangible, como las primas de seguros pagados por adelantado. El lado derecho de la hoja de balance en ocasiones es llamado la estructura financiera del negocio, ya que muestra no sólo los pasivos, sino el valor neto de la compañía.

Activos

Las categorías estándar de lado izquierdo de la hoja de balance para una pequeña empresa incluyen los activos corrientes, fijos y otros. Los activos corrientes se pueden subdividir aún más en efectivo, cuentas por cobrar inventarios. Por ejemplo, para los inventarios de un negocio de ventas al menudeo incluye todos los bienes y materiales terminados. En contraste, una firma de consultoría quizás no tenga necesidad de registrar un inventario. Los activos fijos se refieren a la propiedad que tiene la compañía que no será vendida en el curso normal del negocio. Ejemplos de activos fijos son maquinaria, equipo, muebles, edificios y terrenos. Para detallar otros activos aún más, la compañía podría incluir los activos intangibles como los derechos legales de una patente.

Pasivos

Del lado derecho de la hoja de balance el negocio mostrará sus pasivos. De forma amplia, las categorías son pasivos corrientes, pasivos a largo plazo y capital. Los pasivos corrientes incluyen subdivisiones como cuentas por pagar, gastos devengados y deudas a corto plazo. Nota que un gasto devengado se refiere a uno que es incurrido, pero aún no es pagado cuando la hoja de balance fue preparada. Los pasivos corrientes también pueden incluir los impuestos sobre ingresos por pagar. Los pasivos de largo plazo incluyen las deudas a largo plazo y las hipotecas. El capital se puede referir a los activos netos del propietario o propietarios en una cuenta capital.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images