Qué es lo más inusual sobre el método horizontal del balance general

Escrito por Alan Li | Traducido por Anya Briceño
La característica más inusual de un análisis horizontal es ser utilizado para rastrear valores a lo largo de varios años.

La característica más inusual de un análisis horizontal es ser utilizado para rastrear valores a lo largo de varios años.

De los cuatro estados financieros básicos, el balance general es inusual porque se le usa para divulgar información sobre un punto específico en el tiempo en vez de medir su desempeño a lo largo de un período de tiempo. Cada balance general detalla y brinda valores numéricos de los recursos económicos, las obligaciones económicas y el valor neto individual o la inversión del dueño del negocio. Los análisis horizontales y verticales son métodos que se usan para brindar información adicional sobre las actividades financieras de un negocio. El análisis horizontal es más inusual en el sentido que permite efectuar comparaciones entre múltiples períodos de tiempo.

Formatos verticales y horizontales

Los balances generales puedes ordenarse usando un formato vertical u horizontal. El formato horizontal significa que el balance general está separado en dos columnas, con los activos a la izquierda y las obligaciones más el capital del dueño a la derecha. En contraste, el formato vertical tiene estas categorías en orden desde los activos hasta el capital del dueño en una sola columna. Un formato vertical es más popular que uno horizontal y es mucho más probable que se le use para incluir información proporcionada por análisis verticales y horizontales.

Análisis vertical

Los análisis verticales pueden aplicarse a cualquier estado financiero y, como tal, está más descrito de forma más precisa, como una colección de medidas contables similares que calcula cada sección en la lista como un porcentaje de alguna otra sección y luego registra este porcentaje además de las cifras numéricas. Con respecto al balance general, el análisis vertical calcula cada sección como un porcentaje de la suma de activos. Por ejemplo, si un negocio tiene US$200.000 en activos totales, el análisis vertical lo vería registrando un 40% por un edificio valorado en US$80.000 y un 20% por un vehículo valorado en US$40.000.

Análisis horizontal

Al igual que el análisis vertical, el análisis horizontal puede aplicarse a cualquier estado financiero y describe de manera más precisa una colección de medidas relacionadas. En este caso, el análisis horizontal significa hacer una lista de los valores numéricos de las mismas secciones en múltiples años. Por ejemplo, si un negocio está aplicando el análisis horizontal para su balance general, no sólo haría una lista de los activos, obligaciones y capitales en la actualidad, sino también estas mismas categorías hace un año, hace dos años, etc.

Uso del análisis horizontal

Un análisis horizontal es inconfundible porque hará una lista de las cifras en múltiples períodos de tiempo. Los análisis horizontales se usan para describir y visualizar mejor las tendencias de cambios en los valores de varias categorías y fenómenos divulgados en los estados financieros. En el caso de los balances generales, esto significa que el análisis horizontal se usa para describir el cambio en los valores de los activos, pasivos y capital de un negocio en el tiempo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images