¿Qué es el síndrome del patito feo en el trabajo?

Escrito por Chris Newton | Traducido por Verónica Sánchez Fang

    Un patito feo es alguien que creció sintiéndose poco atractivo, teniendo como resultado una baja autoestima y, a menudo, una buena personalidad para compensarla. Más tarde en la vida, esa persona florece en una persona atractiva, pero conserva la buena personalidad. Este síndrome puede ocurrir en el lugar de trabajo, así, un empleado puede comenzar lentamente, con una productividad inferior a la media y el éxito, pero ser exitoso y productivo más adelante en su carrera.

    Origen

    El origen del síndrome de patito feo es la fábula escrita por Hans Christian Andersen llamada, "El patito feo". En esta fábula, un pato madre pone varios huevos. Cuando los huevos eclosionan, uno de los patitos se ve diferente, y se burlaban de él. Se siente avergonzado y se escapa. Un día después de que él ha crecido, ve en un espejo que es un hermoso cisne. Es reconocido por su belleza, y es feliz, pero todavía tiene la misma personalidad buena y cariñosa que desarrolló cuando pensaba que era feo.

    Florecimiento tardío en el empleo

    La historia del patito feo a veces se aplica a los empleados considerados "tardíos". Muchos empleados comienzan a florecer cuando están en la universidad o apenas está comenzando su carrera, lo que significa que ellos entienden su trabajo y son reconocidos desde el principio como talentosos o exitosos. Sin embargo, algunas personas no encuentran su nicho de carrera de inmediato y tienen que trabajar en varios empleos antes de florecer profesionalmente. Pueden sentirse fuera de lugar o incompetentes. Pero, con el tiempo, estos "patitos feos" encontrarán el trabajo adecuado, la empresa o funciones, donde pueden sobresalir, y su carrera comienza a despegar.

    Ventajas

    Mientras que el síndrome de patito feo en el trabajo puede parecer una desventaja, al entrar en tu yo profesional más tarde que otros, hay algunas ventajas. Por ejemplo, un "patito feo" en el trabajo podría experimentar una crítica negativa o incluso ridículo por no realizar bien o no entender su papel. Esta crítica ayuda a tener mayor tolerancia al fracaso. Además, las personas que experimentan el éxito inmediato en sus carreras podrían volverse arrogantes, que no es un buen rasgo de la personalidad de la mayoría de los líderes empresariales. Las personas que son "patitos feos" en el trabajo suelen desarrollar más compasión por los demás, que es una buena habilidad para tener en los líderes y gerentes de negocios.

    Discapacidades

    Algunas personas que sufren el síndrome de patito feo en sus carreras deben superar problemas de aprendizaje u otros problemas mentales. Esto toma tiempo para superarse y puede ser desalentador ver a otros sin estas discapacidades destacando en el trabajo con mayor facilidad. La gente puede tener trastorno por déficit de atención o hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés), dislexia o una variedad de otras condiciones o problemas de aprendizaje que les hacen tomarse más tiempo para aprender nuevas habilidades o realizarlas en el trabajo.

    Créditos de las fotos

    • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images