¿Qué decoración es mejor para un restaurante de un pueblo pequeño?

Escrito por Miranda Morley | Traducido por Maria Eugenia Gonzalez

No puedes dirigir un restaurante exitoso que sirva comida terrible, porque los clientes no querrán comer incluso la comida más sabrosa si ésta se sirve en un ambiente incómodo. Hay muchas opciones para decorar un restaurante en un pueblo pequeño. Puedes optar por el estilo campesino de un comedor familiar o por el estilo de elegancia estándar de tu pueblo. Cualquier estilo que elijas será exitoso si se basa en las necesidades de tus clientes.

Decoración inspirada en los clientes

Nada queda más fuera de lugar en un pueblo pequeño que un restaurante que no encaje con la cultura del mismo. Aunque todos los restaurantes deberían considerar su ubicación cuando se trata de decoración, esta necesidad es muy importante para los restaurantes en pueblos pequeños que tienen grupos menores de posibles clientes. Antes de decorar o redecorar tu restaurante, pregúntate lo que las personas de la comunidad hacen para divertirse y para hacer negocios. Por ejemplo, si estás comenzando un restaurante en un pueblo pequeño con muchos jóvenes y creativos profesionales, un restaurante con temática de gran ciudad podría atraerlos.

Decoración coherente

Las decoraciones incoherentes hacen que los comensales se sientan incómodos. En los restaurantes exitosos la comida, el servicio y la decoración van de la mano para proporcionar una buena experiencia a los clientes. Si un restaurante tiene muebles lujosos y elegantes y una iluminación tenue y romántica pero recuerdos de deportes en la pared, los clientes no estarán seguros de si están en un restaurante sofisticado o en un bar deportivo. No trates de compensar la falta de restaurantes en el pueblo siendo todos los tipos de restaurantes a la vez. En su lugar, ten una visión para la decoración de tu restaurante que esté de acuerdo con la comida y el servicio y sea coherente.

Decoración local

A muchas personas que viven en pueblos pequeños les gusta la familiaridad que da vivir en ellos. Los restaurantes de pueblos pequeños pueden capitalizar esa preferencia usando una decoración que destaque esa familiaridad. Por ejemplo, los restaurantes familiares de pueblos pequeños se pueden decorar con artículos del pueblo, como chaquetas por logros académicos y otros recuerdos de la escuela secundaria local, pósteres de eventos o atracciones locales y artículos de bandas o equipos deportivos locales. Los restaurantes también pueden tomar ideas de otros restaurantes y negocios vecinos. Si todos los restaurantes tienen mecedoras hechas por una fábrica del pueblo, compra esas mecedoras. Si todos los negocios decoran para la cosecha de otoño, hazlo tú también. Asegúrate de escoger diseños que hagan sentir a los clientes más cómodos y en casa. En algunos casos, los clientes pueden estar esperando que tu restaurante haga algunos cambios.

Decoración inspirada en el edificio

En algunos pueblos pequeños, los edificios que se compran o rentan para un restaurante tienen una historia por sí mismos. Muchos pueblos pequeños ofrecen a la venta viejas iglesias, estaciones de trenes, edificios gubernamentales y teatros. En este caso, podrías estar en un edificio que tenga más de cien años de antigüedad, que una vez visitó una celebridad o donde un presidente hizo campaña. Investiga el edificio y busca si su historia te da alguna idea de decoración. Si el edificio no tiene una importancia histórica, su estilo puede ofrecerte algunas ideas para una decoración adecuada. Por ejemplo, si es un edificio de ladrillos con una chimenea, pueden ser apropiadas las decoraciones que resalten la comodidad, como reservados al estilo de trineos y libros antiguos.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images