Cuál es el significado de un entorno competitivo

Escrito por Stan Mack | Traducido por Enrique Pereira Vivas

El entorno competitivo, también conocido como la estructura del mercado, es el sistema dinámico en el que la empresa compite. El estado del sistema en su conjunto limita la flexibilidad de tu negocio. Las condiciones económicas mundiales, por ejemplo, podrían aumentar los precios de las materias primas, obligando a las empresas que abastecen su industria a cobrar más, elevando sus costos fijos. En el otro extremo de la escala, los eventos locales, tales como la escasez de mano de obra regional o desastres naturales también afectan al entorno competitivo.

Los competidores directos

Tus competidores directos ofrecen productos o servicios similares a los tuyos. Por ejemplo, un negocio pequeño de reparación de equipos compite con otras empresas locales de reparación de computadoras, así como con las grandes tiendas minoristas que ofrecen servicios de reparación de computadoras. Las pequeñas tiendas minoristas compiten con clubes de almacenes y megamercados minoristas que utilizan su enorme poder de compra para reducir los gastos generales, lo que les permite ofrecer grandes descuentos que las tiendas pequeñas no pueden permitirse.

Los competidores indirectos

Además de los competidores directos, algunas empresas también se enfrentan a la competencia de los proveedores de productos o servicios no similares. Por ejemplo, un restaurante de alta cocina compite con otros restaurantes de la zona, aunque también compite con los supermercados cercanos que ofrecen comidas listas para consumir. Y un taller de cerámica que se basa en gran medida en las fiestas de cumpleaños de los niños tiene que competir con otros establecimientos favorables a la familia que ofrecen actividades para los niños, tales como pistas de patinaje de rodillos, restaurantes temáticos y museos para niños.

Diferenciación

Diferenciar tu producto o servicio en un entorno competitivo implica adoptar un elemento de tu negocio que los competidores no puedan imitar. Por ejemplo, si un restaurante de pizza italiana sabe igual que los de tus competidores, los clientes no tienen por qué salir de su manera de frecuentar el restaurante. Pero si la pizza es diferente, quizá más grande, mejor sabor o estilísticamente diferente, los clientes que quieren ese tipo de pizza visitarán el único restaurante que la ofrezca.

Tecnología

La innovación tecnológica también afecta al entorno competitivo, lo que dificulta a los que no se adaptan. Por ejemplo, Internet ha permitido que los restaurantes puedan ofrecer en línea para llevar pedidos a través de sus sitios web, lo cual algunos consumidores encuentran más conveniente que realizar un pedido por teléfono. Los restaurantes que no se ajusten a este nuevo entorno competitivo podrían tener una desventaja.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images