Maneras de combatir el abuso del teléfono celular en el lugar de trabajo

Escrito por Irene A. Blake | Traducido por Carlos Alberto Feruglio
Recordatorios como carteles ayudan a los propietarios de pequeñas empresas a hacer frente al abuso del teléfono celular.

Recordatorios como carteles ayudan a los propietarios de pequeñas empresas a hacer frente al abuso del teléfono celular.

Los trabajadores que utilizan teléfonos celulares cuando deberían estar trabajando causan muchos problemas para el dueño de un pequeño negocio. El abuso del teléfono celular a menudo resulta en pérdidas financieras por menor producción, plazos perdidos y horas extraordinarias forzadas. La interrupción del fuerte sonido del teléfono celular y conversaciones personales también pueden frustrar a los demás empleados y bajar su moral. La lucha contra este problema requiere que hagas cambios drásticos en cómo manejas a tus empleados.

Limitaciones de uso

Una de las maneras en que los propietarios de pequeñas empresas pueden combatir el abuso del teléfono celular es mediante el establecimiento de límites en el uso del teléfono celular personal y de la empresa. Por ejemplo, limita el uso personal a los descansos, las comidas no empresariales y situaciones de emergencia, o emite una prohibición de teléfonos celulares en todo el local o en determinadas áreas. Otras limitaciones a tener en cuenta incluyen la prohibición de teléfonos móviles en las reuniones, baños ni áreas de producción, y nada de celular personal en caso de conducir vehículos de la empresa. Tampoco usar el teléfono celular de la compañía como personal.

Política de teléfonos celulares

Una política por escrito que los empleados deben leer y firmar es crucial para la lucha contra el abuso del teléfono celular en el lugar de trabajo. Cuando verbalmente dictas normas o no las tienes todas en un solo documento, le das a los empleados la oportunidad de interpretar las normas o demandar que nunca los recibieron. Una política detallada, escrita en lenguaje claro y sencillo que resume todas las reglas y las acciones disciplinarias potenciales es menos abierta a la interpretación y protege a tu empresa. Por ejemplo, si los resultados de uso del teléfono celular de un empleado en la pérdida de información confidencial o de una demanda judicial, es firmada por el empleado reconociendo la política puede ayudar a apoyar cualquier acción que realices en su contra.

Supervisión del teléfono celular

La observación y el reconocimiento de acciones de los empleados también pueden ayudar a luchar contra el abuso del teléfono celular. El monitoreo revela quién está rompiendo las reglas y las áreas de tu política que permiten a los empleados eludirlas. Esta información puede ayudarte a entrenar o disciplinar los infractores y hacer las revisiones de política para acabar con las lagunas. Además, los empleados tienen menos probabilidades de romper las reglas cuando les recuerdas que estás observando de cerca la forma en que utilizan horas de trabajo y la propiedad. Los métodos de control incluyen la observación visual y comprobación de los registros de la compañía de telefonía celular para llamadas personales o excesos en Internet.

Recordatorios del lugar de trabajo

También puedes reducir el abuso del teléfono celular con recordatorios de una o todas tus políticas en el lugar de trabajo. Estos recordatorios incluyen copias de tu política fijadas a los tablones de anuncios en las salas de descanso, y carteles colgados en las áreas donde permites y prohíbes el uso de teléfonos celulares. Un área permitida puede tener un cartel que muestra un teléfono celular, "Teléfonos celulares permitidos" o ambos. Las zonas prohibidas, como centros de llamadas o zonas industriales, en las que el uso puede interferir con la producción o que pueden causar un accidente, puedes tener un cartel con un teléfono cubierto por un símbolo rojo de prohibición, "Prohibidos los teléfonos celulares" o ambos. Estos tipos de recordatorios hacen que sea difícil para los empleados olvidar tus políticas o sostener que desconocían las reglas mientras las rompían.

Acción disciplinaria

Una vez que tengas normas y recordatorios en su lugar, el refuerzo de las normas también ayuda a combatir el abuso del teléfono celular. Cuando un empleado dobla o rompe las reglas, realiza de manera rápida y públicamente una o más de las acciones disciplinarias descritas en tu póliza. Sigue adelante con la acción disciplinaria para mostrar al empleado y al resto de tu personal que estás comprometido con tu política. Tus empleados serán menos propensos a romper las reglas de telefonía celular si saben que tu política es más que una amenaza vacía.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images