Listado de despido injustificado

Escrito por Van Thompson | Traducido por Lou Merino

Despedir a un empleado es una decisión que la mayoría de los pequeños negocios no toman a la ligera. Puede afectar la moral de los empleados que se quedan con la compañía y devastar al empleado y su familia. Aunque a veces es necesario despedir a alguien, los empleadores deben evitar actuar de manera imprudente y violar las leyes laborales. Antes de despedir a un empleado, revisa la razón del despido y asegúrate de que no puede constituir un despido injustificado.

Información del contrato

Cuando pienses despedir a un empleado, primero revisa su contrato. Necesitarás seguir lo previsto en el contrato, lo que podría incluir una advertencia, concepción por indemnización de despido y otras medidas. Si el empleado no tiene un contrato, las leyes del estado aplicarán. La mayoría de los estados tienen leyes de empleo por voluntad, lo cual significa que los empleadores pueden despedir por cualquier razón no discriminatoria o simplemente sin motivo. Pero algunos estados establecen guías específicas sobre cuándo, si y cómo un empleado puede ser despedido.

Discriminación contra las minorías

No puedes despedir a alguien basándote en su raza, nacionalidad, sexo, religión, edad o embarazo. Mientras que la mayoría de los empleados saben que no puedes despedir a alguien explícitamente por pertenecer a una minoría, algunos comportamientos pueden interpretarse como discriminación. Por ejemplo, despedir a una mujer musulmana por usar un hijab puesto que viola los códigos de vestimenta de la empresa, podría ser una forma de discriminación religiosa. Cualquier comportamiento que se relacione a la pertenencia a una minoría de una persona es sospechosa, así que actúa cuidadosamente si no estás seguro, y considera consultar a un abogado laboral.

Estado de discapacidad

Las discapacidades, tanto físicas como mentales, pueden interferir con la habilidad de una persona para llevar a cabo ciertas tareas. Pero en el Americans With Disabilities Act se requiere que los empleadores hagan cambios razonables pensando en los trabajadores con discapacidades. Por ejemplo, si una persona ciega necesita software de dictado para usar la computadora, no puede ser despedida por usarlo, y puede que se te requiera otorgárselo. Tampoco puedes despedir a alguien simplemente porque se ha vuelto discapacitada. Si su desempeño laboral cambia debido a enfermedad o discapacidad, primero intenta hacer cambios para acomodarla y asegúrate de que el cambio en el desempeño no esté relacionado con la discapacidad.

Razones para despido

La mayoría de los estados no requieren una razón específica para el despido. Sin embargo, si tu empleado busca beneficios de desempleo, los tendrá a menos de que haya sido despedido por una violación voluntaria a las políticas de la compañía o a la ley. Si te preocupa tener que pagar a un empleado insubordinado por desempleo o si el contrato del empleado establece que un empleado sólo puede ser despedido por causa, documenta la razón legítima con cuidado, discútelo con el empleado y adviértele sobre su comportamiento por escrito antes de despedirlo.

Créditos de las fotos

  • George Doyle/Stockbyte/Getty Images