La importancia de obedecer las reglas y regulaciones en el lugar de trabajo

Escrito por Ethan Pendleton | Traducido por Ana Grasso

De tanto en tanto, los trabajadores pueden violar las políticas que has establecido para tu negocio. Incluso si un empleado rompe las reglas con la mejor de las intenciones, el funcionamiento del lugar de trabajo puede verse impactado negativamente. Cuando todo tu equipo está trabajando para llegar a la misma meta y siguiendo las mismas regulaciones, puede ser más fácil para ti alcanzar las metas que has establecido para tu compañía. Cuando realmente entiendes por qué has impuesto esas reglas, puede ser más fácil comunicarle esa urgencia a tu equipo.

Seguir leyes estatales y locales

A veces las reglas y regulaciones que estableces en el lugar de trabajo son necesarias para respetar las leyes. Si estas reglas se rompen, puede que se te encuentre responsable si uno de tus empleados se pone en contacto con las autoridades. Por ejemplo, el sitio web de consejo legal Nolo indica que el Acta de Derechos Civiles le da a los trabajadores el derecho legal de hablar en el idioma que quieran durante los períodos de descanso. Puede que otro empleado se queje acerca de esta regla, pero debes mantenerla vigente para proteger a la compañía de posibles acciones legales.

Mantener seguros a los trabajadores

Muchas reglas de lugares de trabajo se encuentran allí para evitar que los empleados o clientes se lastimen. Estas regulaciones pueden ponerse en práctica antes de un incidente en base a amenazas anticipadas o luego de un accidente para prevenir que vuelva a ocurrir. Cuando tus empleados siguen las reglas de seguridad, puede que los costos de cuidado de la salud bajen ya que menos personas visitarán el hospital. Aún mejor, tu productividad puede aumentar porque la fuerza de trabajo será más estable y tendrás a los mejores empleados allí, no en la oficina del doctor.

Proyectar una imagen positiva a los clientes

Puede que tus clientes obtengan una impresión favorable de tu negocio si tus empleados entienden y siguen las reglas. Aplicar un código de vestimenta puede ser desagradable para ciertos empleados, pero las prendas que tus empleados visten pueden cambiar la percepción de tus clientes sobre tu negocio. El requisito de un uniforme como parte de las políticas de atención al cliente puede darle seguridad a los clientes, ya que sabrán qué esperar al entrar a tu negocio.

Reforzar la credibilidad de la compañía

Muchos negocios confían en la reputación que han construido con el pasar de los años o décadas. Cuando un empleado viola las políticas de la compañía gravemente, puede que el público ya no confíe en el negocio. Los periódicos como "The New York Times" se enorgullecen de ser responsables y de reportar la verdad. Es importante que los empleados en este tipo de compañías no perjudiquen a la marca violando las políticas establecidas.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images