Las virtudes en los negocios

Escrito por Lynda Moultry Belcher | Traducido por Sofia Loffreda

Las virtudes no son sólo una cuestión de crecimiento personal, ya que pueden aplicarse a las prácticas de negocios. Las principales virtudes de un negocio son aquellas prácticas y políticas que hablan de la forma positiva en que opera una empresa. La comprensión de estas virtudes son un componente fundamental para el crecimiento continuo y el éxito global de la compañía.

Identificar las virtudes más importantes

Las virtudes generales pueden variar dependiendo del tipo de empresa. Cuando se trata de los estándares de una industria específica, las virtudes importantes para una empresa pueden diferir entre, por ejemplo, una empresa de fontanería y una organización financiera de alto rango, pero hay varias virtudes importantes para cualquier empresa. La profesionalidad refleja tu experiencia, competencia y amabilidad en el trato con los demás. La empresa se ​​caracteriza por tu disposición a considerar nuevas ideas y por ser creativo en tus enfoques de negocio. La versatilidad muestra tu capacidad para sobresalir en cualquier área dentro de tu industria. La perseverancia demuestra tu capacidad para mantener la clama en un clima de negocios difícil, inevitable para todas las compañías. La sostenibilidad se caracteriza por tu iniciativa y tu capacidad para reducir la huella de carbono. Los estándares éticos están por encima y supervisan todas las otras virtudes, reglando tus relaciones con el público, el personal y los socios de negocios.

Significado

El punto y el propósito de las mejores virtudes en los negocios es que es importante operar una compañía clara, ética y profesional con el fin de tener éxito, no importa qué producto o servicio se ofrezca. Las principales virtudes, o la ausencia de ellas, influyen en todos los aspectos de un negocio, desde la forma en que trata a los empleados hasta sus políticas y procedimientos en la actividad empresarial. Las virtudes lideran el pensamiento de la empresa. Pueden ser vistas como parte del núcleo de la "personalidad" de una empresa, y serán tan importantes para los empleados como para los ejecutivos y gerentes. Tus virtudes demostradas como negocio ejemplifican cómo te ven las empresas públicas y otras en tu industria, y, en última instancia, pueden determinar si están o no están dispuestos a hacer negocios contigo.

Virtudes y el personal

Si bien tu empresa puede poseer esas virtudes, es importante que se manifiestan a través del personal. No sólo debes incluir las virtudes en el manual de los empleados, sino también debes debatirlas con frecuencia en las reuniones de todo el personal. Reitera por qué las virtudes son importantes para empresa y cómo los empleados pueden mostrar esas virtudes en su trato en toda la comunidad de negocios.

Consideraciones adicionales

En la era actual de la cambiante tecnología y evolución de las prácticas comerciales, operar una compañía con ciertas virtudes y normas éticas podría parecer como un retroceso a las prácticas comerciales de antaño. Las principales virtudes, sin embargo, siguen siendo una parte fundamental de la forma en que una compañía hace negocios, y el establecimiento de ellas es tan importante como la declaración de la misión de la empresa para asegurar la dirección apropiada de la compañía.

Créditos de las fotos

  • Digital Vision./Digital Vision/Getty Images