La diferencia entre las empresas de seguros admitidas y no admitidas

Escrito por John Csiszar | Traducido por Gonzalo Cerda

La diferencia entre las empresas de seguros admitidas y no admitidas se encuentra principalmente en las normas que deben seguir. Estas variadas regulaciones dan lugar a modelos de negocio que normalmente se centran en diferentes áreas del mercado. Como resultado, puedes no ser capaz de obtener un determinado tipo de seguro de una compañía admitiida que una empresa no admitida ofrece, y viceversa. El estado de una empresa como una compañía admitida no se basa en la solvencia financiera de la empresa, la cual es evaluada de manera independiente por una fuente externa.

Compañías de seguros admitidas

Una compañía de seguros admitida es una que es "reconocida" por un estado particular para hacer negocios como una compañía de seguros. Para ser una compañía admitida, una compañía de seguros debe cumplir con los reglamentos del Departamento de Seguros del estado en particular. Además de cumplir con las regulaciones mínimas para la admisión, las empresas admitidas deben presentar sus tarifas al Estado, las cuales tiene que aprobar. Una de las ventajas de trabajar con una compañía admitida es que el Estado tiene la responsabilidad de pagar las reclamaciones de la aseguradora, hasta los límites especificados por el Estado, en caso de insolvencia de la empresa.

Compañía de seguros no admitida

Una compañía de seguros no admitida es una que no opera bajo las leyes de seguros de un estado individual. Como resultado, una compañía de seguros no admitida no goza del beneficio de tener sus reclamaciones resueltas en el caso de una quiebra. Sin embargo, las compañías no admitidas también tienen mucha más flexibilidad en los precios, ya que no tienen que presentar sus tarifas a los estados individuales para su revisión. En consecuencia, las compañías no admitidas pueden asegurar los eventos de mayor riesgo, como los terremotos o los riesgos especiales, como el seguro de responsabilidad profesional, que las compañías admitidas a menudo no pueden permitirse el lujo de cubrir.

Riesgo Financiero

Si bien puede ser una suposición natural de que las empresas no admitidas son más riesgosas que las empresas admitidas, eso no siempre es el caso. Dado que las compañías no admitidas tienen una mayor flexibilidad en la valoración de sus primas, pueden establecer tasas lo suficientemente altas como para financiar los riesgos adicionales que pueden tomar. El riesgo financiero que una empresa toma no es reflejada por su condición de admitida o no admitida, sino por su solvencia financiera. La agencia de calificación AM Best Company evalúa el riesgo de las aseguradoras y asigna calificaciones de letras para facilitar la comparación, con las aseguradoras más solventes obteniendo una calificación de A++ o A+.

Restricciones y limitaciones

Dado que las compañías no admitidas tienen más libertad para fijar sus tasas, el seguro es a menudo más caro con empresas no admitidas que con las compañías admitidas. Las empresas no admitidas también tienen más libertad en la definición de las restricciones en sus políticas, en particular con respecto a la cobertura de las condiciones pre-existentes, que pueden trabajar en contra del consumidor. Algunos residentes de los EE.UU. que no son ciudadanos pueden no ser capaces de adquirir un seguro de una compañía admitida y en su lugar deben buscar una política de una compañía no admitida.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images