Ideas de presentación de diseño con InDesign

Escrito por Elizabeth Mott | Traducido por Gabriela Alessandrello

Hay dos criterios que gobiernan la calidad del trabajo en Adobe InDesign: tu visión y los estándares de preparación para el archivo. Puedes entrenar tus impulsos creativos para maximizar el atractivo de tus diseños. Al mismo tiempo, puedes mejorar tus estándares de producciones generando y adoptando un enfoque sistemático de desarrollo de archivos, con ideas de presentación sencillas para obtener documentos con un buen diseño. Aplicar las mejores prácticas a tu trabajo, te ayudará a asegurarte que sin importar si el resultado final termina en la prensa escrita o no, tus proyectos ofrezcan una excelencia estética y sean a su vez prácticos.

Estilos

Establece una serie de estilos cohesivos para la fuente y los objetos que añadas a tu página de presentación en Adobe InDesign, de modo que tu trabajo sea más sencillo y que la revisión sea menos dura. Si el estilo que usas para tu fuente solo tiene un formato local y luego debes modificar el tipo de letra y el tamaño durante el proyecto, el cambio global se vuelve muy complejo ya que se deben realizar varias búsquedas y reemplazos en el documento. En contraste, cuando usas estilos puedes editar los parámetros en una serie de cuadros de diálogo y alterar la tipografía en todo el documento. Invierte una pequeña cantidad de tiempo para darle un estilo a tu trabajo y reduce el tiempo que utilizas para perfeccionar la apariencia de éste.

Gráficos

Los diseñadores suelen tener que modificar el tamaño de los diseños que usan en las presentaciones de InDesign, y lo hacen directamente en la página. Esa conveniencia de hacerlo dentro de la página luego termina afectando al trabajo, sin embargo, ya que el tamaño del documento se ve aumentado. Además, no te permite hacer algo fundamental como es la optimización de imágenes en mapas de bit para poder reproducirlo. Los algoritmos de ajuste que apliques en los software de edición de imágenes, entre ellos Adobe Photoshop, hacen lo mejor posible para ajustar las imágenes al tamaño deseado. Después de todo, uno de los motivos principales por los cuales es deseable poder ajustar los mapas de bits es superar el impacto que da la sensación de suavizar las imágenes al cambiarle el tamaño a los archivos. Tómate tu tiempo para que las imágenes brillen en el resultado final.

Consejos de tipografía

A menos que seas tanto el autor del texto que aparecerá en la presentación de tu diseño como el diseñador gráfico, no podrás controlar los estándares de edición en las fuentes escritas que apliques a tu trabajo. Haz una limpieza sobre el texto ya escrito, si es que notas que hay espacios demás entre las oraciones, puntaciones en los lugares incorrectos de las comillas u otras faltas a los estándares básicos. Al mismo tiempo, asegúrate que tu elección de fuentes ejemplifique las mejores prácticas dejando un espacio antes de los valores para poder añadir destacados adicionales a los sub-encabezados, para modificar las sangrías colgantes o las viñetas con ayuda de los parámetros en vez de tener que apretar tab o dejar espacios y evitar el uso de vueltas de carro múltiples para pasar letras de la parte de abajo de una columna a la parte superior de otra.

Administración del cartoncillo

El área de cartoncillo en tu página de presentación de Adobe InDesign sirve como lugar ideal para colocar el texto que vas a editar, los gráficos que todavía no has colocado y otros recuerdos que estás preparando antes de incorporarlos a tu diseño. Especialmente si mandas tus archivos de presentación nativos para que los reproduzca una empresa de impresión, debes acostumbrarte a controlar tu trabajo para detectar bits de texto sueltos. Estas sobras incrementan el tamaño de tu archivo sin añadir ningún tipo de recurso útil; y en el caso de que incluyan notas u otras referencias privadas por cuestiones de edición, es posible que revelen información que no querías compartir con otros. Limpia tus presentaciones cuando termines de trabajar para que tus documentos tengan el sello del profesionalismo.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images