Ideas de metas y objetivos para la evaluación del desempeño

Escrito por Miranda Brookins | Traducido por Luciano Ariel Castro

Las evaluaciones de desempeño dan a los dueños de negocios y sus gerentes la oportunidad de sentarse con los empleados a revisar las metas y expectativas, al revisar el desempeño del último año. Compartiendo ambos elogios y recomendaciones, los empleadores dan a sus empleados consejos para mejorar su rendimiento. Las metas y objetivos establecidos con tus empleados dependen en gran medida del tiempo que un empleado ha estado con la compañía, la industria, la función del empleado en su trabajo y de las responsabilidades y los objetivos generales de la empresa.

Precisión

La precisión es una habilidad clave necesaria para una amplia gama de carreras, desde auxiliares administrativos que trabajan dentro de las oficinas de bienes raíces hasta los ingenieros a sueldo del gobierno. Si tienes un empleado que es aparentemente propenso a cometer errores, puedes crear una meta durante su evaluación de desempeño que indique que esperas que el empleado aumente la precisión en un 20 por ciento en el momento de su próxima evaluación.

Ventas

Los empleados con posiciones que se basan en gran medida en el desarrollo de negocios y ventas con frecuencia tienen metas y objetivos que se centran en el aumento de la cantidad de ventas o negocios que generan para la empresa. Haz que estos objetivos sean específicos para las necesidades de tu negocio ya que sin ventas y nuevos clientes, tu empresa no podrá ver los beneficios. Puedes pedir a un empleado que traiga tres nuevos clientes en los próximos cuatro meses, o crea un objetivo de incrementar las ventas en un 5 por ciento cada mes durante los próximos seis meses.

Creatividad

La creatividad ayuda a las empresas a mantenerse innovadoras, constantemente subiendo con nuevas formas estratégicas para comercializar a los clientes o desarrollar nuevos productos. Si esperas más ideas de un empleado, puedes utilizar la evaluación del desempeño para fijar una meta para que el empleado participe más en las reuniones o tome la iniciativa en la presentación de ideas a tu equipo o empresa. Esto es especialmente importante para los empleados que están en posiciones de liderazgo o ejecutivas.

Conocimiento

La educación y la experiencia puede ayudar a los empleados a fijar posiciones, pero para poder posicionarse para una futura promoción, los empleados tienen que desarrollar constantemente nuevas habilidades y desarrollar sus conocimientos. Si un empleado de tu personal podría beneficiarse de una formación para hacerlo más eficaz en su trabajo, puedes establecer metas basadas en la obtención de la capacitación, educación o certificaciones. Por ejemplo, puedes pedirle al empleado que asista por lo menos a tres talleres sobre el uso de los medios sociales para retener a los clientes u obtener una licencia financiera nueva.

Trabajo en equipo

El trabajo en equipo es inevitable en una organización, si tienes un equipo grande o pequeño de empleados. Por lo tanto, es importante que los empleados sepan cómo trabajar de forma independiente y junto a sus compañeros de trabajo en proyectos, presentaciones y en la prestación de servicio al cliente. Anima a un empleado que tiene dificultades para producir resultados, o para participar en un ambiente de equipo, para poder mejorar sus habilidades.

Créditos de las fotos

  • Digital Vision./Digital Vision/Getty Images