Empleos alternativos para abogados

Escrito por Beth Greenwood | Traducido por Florencia Kushidonchi

Si eres abogado y no eres feliz con tu trabajo, tienes varias alternativas. Puedes cambiar de compañía, trabajar en un área de derecho diferente, volver a la universidad y obtener otro título o convertir un interés, como un pasatiempo, en una profesión nueva. Una estrategia es identificar las habilidades que has aprendido con el derecho y aplicarlas en una carrera distinta.

Habilidades útiles

Los abogados suelen contar con habilidades transferibles que les serán útiles en una carrera diferente. Aprenden a analizar problemas, suelen ser negociadores fuertes y tener excelentes habilidades comunicacionales verbales y escritas. El pensamiento estratégico es otro rasgo común. Pueden tener una cantidad considerable de conocimiento sobre un área en la que han trabajado, como el derecho del cuidado de la salud, financiero o corporativo. La experiencia y los contactos que han ganado podrían ser un trampolín para una carrera nueva.

Defensa

Los abogados suelen destinar gran parte de su tiempo representando a sus clientes. La defensa es una habilidad que puede ser utilizada en ámbito no lucrativo, para un cambio legislativo o a título personal para clientes individuales. Las personas seriamente debilitadas por problemas de salud mental, por ejemplo, pueden beneficiarse con un defensor. Las organizaciones cuya misión es realizar cambios en el mundo suelen emplear la defensa para avanzar en una causa particular y pueden darles la bienvenida a profesionales capacitados con experiencia en el área.

Operaciones de negocios

Los abogados que se han desempeñado en el ámbito privado suelen conocer sobre pequeñas operaciones de negocios. Este conocimiento puede emplearse para dirigir un negocio en vez de utilizarlo en derecho o en el ofrecimiento de servicios relacionados a los negocios. Un abogado puede ofrecer encargarse de las preocupaciones cotidianas de la gestión de prácticas legales para aliviar a abogados independientes que estarán libres para concentrarse en el trabajo legal en vez de en operaciones de negocios cotidianas.

Profesiones relacionadas

Algunas empresas brindan servicios a estudios de abogados, proporcionando servicios de consultoría, desarrollo de software legal, venta de libros legales y diseño de oficina: éstas pueden ser opciones para los abogados que quieran alejarse de la profesión. Las habilidades de persuasión, comunicación y organización podrían transferirse al área de recaudación de fondos. A un abogado que le desagrada la naturaleza polémica de la sala de justicia puede dedicarse al campo de la mediación, que le permite utilizar sus habilidades de asesoramiento y pensamiento analítico mientras tienen contacto con el cliente.

Un nuevo comienzo

A veces, sólo funciona una separación completa del derecho. Un abogado que tiene un hobby como la jardinería o la carpintería puede dedicarse al diseño de paisajes o convertirse en contratista-constructor. Algunos pueden querer utilizar sus habilidades para asesorar clientes en el área de salud mental. Otros pueden convertirse en escritores; John Grisham es uno de los autores más reconocidos que emplea su conocimiento legal para escribir novelas que suelen girar en torno a temas legales. Erle Stanley Gardner, creador de Perry Mason, también cambió el derecho por la escritura.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images