Ejemplos de excelentes habilidades de atención al cliente

Escrito por George N. Root III | Traducido por Nieves Fragola

El departamento de atención al cliente es responsable de mantener a éste satisfecho, lo que ayuda a conservarlo y contribuye en continuar generando ingresos para la compañía. El entrenamiento para la atención al cliente es importante para todos los empleados y puedes aumentar dicha instrucción con ejemplos de excelentes habilidades para la atención del cliente. Cuanto mejor equipado esté tu personal para manejar los problemas del cliente, más seguro parecerá a ojos del mismo.

Hacer las preguntas correctas

No se trata de hacer un montón de preguntas como representante de servicio al cliente. Es una habilidad ser capaz de discernir las preguntas correctas a formular. De acuerdo con el artículo titulado "7 consejos para la excelente atención al cliente" en el sitio web de Microsoft Business, cuando un representante entiende cuáles son las preguntas correctas a hacer, parece más competente a ojos del cliente. Cuando el empleado hace las preguntas correctas, el cliente siente que éste entiende del tema y está calificado para ayudarlo.

Dar soluciones a los problemas

Un buen representante de atención al cliente tiene un conocimiento global de las soluciones que están a su alcance y la capacidad de hacer dar solución a una variedad de problemas de los clientes. También sabe cuándo es necesario derivar el asunto a un nivel más alto y permanecer en línea con el cliente hasta que alguien del siguiente nivel tome el teléfono. El hecho de que el representante comprenda qué soluciones funcionan para los problemas del cliente le dan a éste la sensación de que dicho departamento es competente y eficiente.

Nuevo cliente, asunto nuevo

Algunas llamadas al departamento de atención al cliente pueden ser fáciles y otras muy desafiantes. Una de las habilidades que un representante de atención al cliente tiene que desarrollar es la capacidad de atender cada llamada por separado. El cliente que acaba de gritar y chillar en la conversación anterior no tiene nada que ver con el siguiente cliente en espera para ser atendido. Para poder ofrecer un servicio excelente, el representante tiene que darse cuenta de que cada cliente nuevo representa un asunto nuevo.

Paciencia

Un representante de atención al cliente frustrado no presenta una imagen positiva para el cliente. La paciencia no sólo es una virtud en la atención al cliente, sino una habilidad necesaria para ofrecer un servicio excelente. Deja que los clientes expongan su caso completo antes de hablar, escucha lo que están diciendo para tratar de determinar el verdadero problema y tómate tu tiempo para revisar la información con el cliente a fin de asegurarte de que la comprendiste bien. Una actitud pausada y constante puede ayudar a calmar a un cliente enojado y seguir adelante con la comunicación sin problemas.

Créditos de las fotos