¿Cuáles son buenos objetivos del servicio al cliente?

Escrito por Kay Miranda | Traducido por Paula Ximena Cassiraga

    Así seas una corporación internacional o un propietario solo, el servicio al cliente es un componente integral del éxito de una empresa. El servicio al cliente comienza con la primera interacción con un cliente o prospecto y sigue a través del proceso de venta, revisión y evaluación. Cuando se presentan problemas, la calidad del servicio al cliente ayuda a retener clientes.

    Mejorar ventas

    Uno de los objetivos principales del servicio al cliente es cerrar una venta y ganar clientes. Casi cualquier empresa tiene este objetivo principal con la posible excepción de los proveedores de servicios que confían en la experiencia en la especialidad. Así todo, una sonrisa cálida y un saludo amistoso harán mucho para tener clientes en la puerta. Al mejorar la figura de ventas, el servicio al cliente comienza con la recepción de la primera llamada telefónica o el primer paso en el establecimiento. Una meta simple es saludar a todo el que entra por la puerta con "Bienvenidas" y decir "Gracias por visitarnos" cuando la gente sale. Los objetivos del servicio al cliente más elaborados que se relacionan con cerrar ventas es proveerle a los clientes opciones y escuchar atentamente sus necesidades y las preguntas que podrían hacer los posibles clientes. Los posibles clientes que sienten que sus necesidades son escuchadas se convertirán en clientes, si no es hoy, eventualmente.

    Resolver problemas

    Sin importar cuán buenos sean tus productos o servicios, siempre habrá problemas que solucionar. Un objetivo del servicio al cliente debería ser escuchar y resolver problemas de manera que sea una situación en la que todos ganan para el cliente y la compañía. Esto significa escuchar al cliente, tomar la información proporcionada sobre el problema y encontrar una solución para reemplazar el producto o mejorar el servicio. La mayoría de los clientes, aunque no todos, son razonables cuando se trata de problemas y seguirán siendo clientes leales si éste se soluciona y se trata con rapidez. Los administradores del servicio al cliente inteligentes escuchan la retroalimentación de los representantes del servicio para seguir problemas comunes y solucionarlos en la fase de venta inicial. El objetivo aquí es reducir el número de problemas que se presentan, proporcionando un mejor servicio desde el comienzo.

    Control de costos

    El servicio al cliente debe ser efectivo sin romper el banco de la organización o departamento. Esto significa que las llamadas del servicio al cliente deben ser lo más cortas posibles, las reparaciones deberían ser exploradas antes que los reemplazos y las llamadas de ventas deberían maximizar los dólares gastados por interacción con cualquier cliente. Una fuerza de ventas o centro de llamados que pasa una hora con el problema de un cliente no sirve eficientemente a su base de clientes. El resultado de pasar mucho tiempo con una persona es un cliente potencialmente feliz con docenos, sino cientos, de clientes infelices que no obtuvieron el servicio. Los administradores deben establecer marcos temporales objetivos con cada interacción, dejándole claro a los representantes del servicio cuánto tiempo se espera con cada interacción.

    Créditos de las fotos

    • customers service image by Julia Britvich from Fotolia.com