Cuáles son los motivos principales por los que las empresas cierran

Escrito por Ann Johnson | Traducido por Pilar Celano

Luego de cinco años de actividad, alrededor de la mitad de las empresas pequeñas cierran, de acuerdo con la Administración de Empresas Pequeñas de los Estados Unidos. Algunos motivos comunes incluyen mala ubicación, falta de experiencia, mala gestión, falta de capital, crecimiento inesperado, uso personal de fondos, exceso de inversión en activos fijos y mal manejo de créditos. Aun así, no todas las empresas cierran por haber fracasado. Algunas veces, hasta un negocio rentable decide cerrar sus puertas.

Plan de negocios

El motivo por el que muchas empresas fracasan es la falta de un plan de negocios o la presencia de uno poco efectivo. Para ser efectivo, el plan debe definir los objetivos del dueño y formular un mapa de ruta destinado a alcanzarlos. El plan de negocios debe identificar al mercado, las proyecciones de ventas, las necesidades de los clientes, los nichos especiales y los rangos de precio. Contiene una estrategia de marketing, un presupuesto, un plan de gestión y objetivos a corto y largo plazo. El plan de negocios no se centra solo en la actividad propuesta, sino también en la competencia potencial de la empresa.

Falta de capital

Si la empresa se queda sin capital para trabajar antes de adquirir fondos suficientes como para mantener las gastos, en general se debe a errores en la creación del presupuesto o a expectativas irreales. Para crear el presupuesto inicial, el dueño puede subestimar ciertos gastos, como costos de materiales, mano de obra y servicios. El emprendedor puede asumir que el negocio comenzará a pagarse a sí mismo mucho antes que en la realidad, lo que trae como resultado el agotamiento de capital y el aumento de facturas imposibles de pagar. La "Business Management and Technology Curriculum Guide" de la University of Idaho enumera a la falta de capital como uno de los cuatro motivos principales por los que los negocios fallan. Los otros tres son la falta de habilidades de gestión comercial, la falta de comprensión sobre el mercado y la falta de publicidad.

Gestión

Un emprendedor que puede no tener éxito con un restaurante aunque sea es un excelente cocinero, porque no tiene habilidades de gestión. La mala gestión es un motivo muy común de fracaso en un negocio. Dirigir un restaurante requiere mucho más que saber cocinar bien, como manejar un estudio de fotografía requiere mucho más que ser un buen fotógrafo. Para dirigir el negocio, se necesitan habilidades para la organización, personal capacitado, atención a los detalles y manejo de papeleo aburrido pero necesario.

Motivos de salud

Incluso con una infraestructura estable y empleados capacitados, mantener un negocio cuando el dueño se enferma no siempre es posible. Es muy común que los negocios cierren por cuestiones de salud. Hasta una empresa exitosa puede cerrar si el dueño se enfrenta a un problema grave de salud o alcanzó una edad avanzada y ya no tiene la energía o la motivación para continuar.

Eventos imprevistos

El emprendedor puede tener un excelente plan de negocios, mucho capital, habilidades de gestión óptimas y una salud de hierro, pero, aun así, eventos inesperados e imprevisibles pueden obligarlo a cerrar. Un tornado puede arrasar con su pueblo y destruir el negocio. Un inventor de otro estado puede crear algo nuevo que convierta a los productos o servicios que ofrece en obsoletos. Su proveedor principal puede cerrar, lo cual no le permite alcanzar la producción deseada. Algunas veces, es imposible predecir un evento inesperado que puede causar el fin de una empresa.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images