Cómo lidiar con empleados que están insatisfechos con su sueldo

Escrito por Wanda Thibodeaux | Traducido por Enrique Pereira Vivas

La compensación es una de las formas principales de las compañías para atraer y mantener a los empleados. Cuando una empresa no puede ofrecer un salario que satisfaga a un empleado, es mejor que los gestores hagan frente a la infelicidad de los empleados directamente. Hacer esto significa que la empresa puede presentar un argumento al empleado explicando la razón por la cual los salarios están en su nivel actual. Si el empleado llega a entender la posición de la empresa, puede estar menos propenso a descargar su queja a otros empleados y, posteriormente, convertir el ambiente de trabajo en algo negativo.

Recopila los datos sobre el mercado verificando que la tasa devengada por el trabajador sea competitiva según el mercado actual y las habilidades que el empleado tenga. La impresión de ofertas de trabajo o la petición a los representantes de recursos humanos de empresas similares de ejemplos de las tasas actuales son dos formas sencillas de obtener información.

Ponte en contacto con los miembros del departamento de contabilidad y solicita copias del presupuesto actual del empleado.

Ponte en contacto con el departamento de recursos humanos. Solicita copias de las revisiones de desempeño del empleado durante el último año.

Programa una reunión personal con el empleado que es infeliz.

Ve a la reunión programada. Habla con el empleado acerca de qué salario siente que es apropiado dado el mercado actual y su contribución a la empresa. Anota sus puntos clave y haz un resumen de lo que ha dicho para que sepa que has estado escuchándolo y que has registrado con exactitud su argumento.

Revisa la documentación que has reunido a partir de las ofertas de trabajo, otras empresas y los departamentos de contabilidad y recursos humanos con el empleado. Señala las áreas en la documentación que se contradicen con sus declaraciones, pero también reconoce las afirmaciones precisas que el empleado haya hecho. La idea es cerrar la brecha entre lo que el trabajador percibe sobre la compañía o de la industria y lo que realmente es verdad.

Explica en detalle cómo la compañía llegó a la decisión de su sueldo y lo que el empleado puede hacer, en todo caso, para obtener un aumento de sueldo o bonificación. Dile al empleado qué puedes ofrecer en lugar de un aumento salarial, como por ejemplo la opción de trabajar desde su casa de vez en cuando o la cobertura de algunos cursos de educación o formación.

Ofrece poner una nota en el expediente del empleado sobre los aspectos salariales discutidos, de manera que el empleado se sienta confiado de que las preocupaciones de compensación no serán barridas bajo la alfombra.

Proporciona una retroalimentación positiva para el empleado, siempre que sea apropiado. Ser infeliz con un sueldo a veces es un síntoma de sentirse poco apreciado en el trabajo, por lo que el reconocimiento de los talentos y los esfuerzos del empleado pueden ayudarlo a sentirse como que el ambiente de trabajo positivo compensará el sueldo que es un poco bajo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images