Ventajas de utilizar un sistema de análisis y diseño para mejorar la calidad de un negocio

Escrito por Vicki A. Benge | Traducido por Laura De Alba

Los incesantes avances en la tecnología proporciona a las empresas oportunidades para implementar lo último en conocimiento en su campo a sus operaciones continuas. Un sistema de análisis y diseño es utilizado para resolver problemas internos, mejorar la eficiencia y expandir las oportunidades, y tiene un impacto directo sobre la línea final de una empresa. Por lo tanto, evaluar las ventajas vale la pena para los directivos y propietarios de negocios.

Aproximación personalizada

Las necesidades de procesamiento de datos de un negocio varían dependiendo del tipo de negocio y la escala de las operaciones. Un sistema de análisis y diseño beneficia a las empresas al ser utilizado para proyectos específicos o a lo largo del alcance total de las operaciones de negocios en toda la compañía. Utilizar un sistema de análisis y diseño ayuda a un negocio a identificar las oportunidades y problemas al reconocer y evaluar las fortalezas y debilidades de la compañía. El enfocarse en las fortalezas del negocio mientras que se busca una mejora constante en las áreas de debilidad, le permite al negocio mejorar la calidad en todos los ámbitos.

Competencia

De acuerdo con el Colegio Fisher de Negocios de la Universidad Estatal de Ohio, más y más empresas deben encontrar formas de competir globalmente. En muchas situaciones, esto involucra el desarrollo y la implementación del comercio electrónico a gran escala. Un sistema de análisis y diseño es crucial en situaciones en donde la integración de un sistema de información multinacional es requerida. Entre las ventajas de competir globalmente se se encuentra un área de cobertura en el mercado incrementada, lo que generalmente da como resultado un aumento en los beneficios.

Tipos de uso

Los análisis continuos para poder modificar componentes de los sistemas que no han probado ser eficientes y para actualizar los diseños también mejoran la calidad de un negocio conforme los métodos obsoletos son descontinuados y se implementan nuevos procedimientos. Un sistema de análisis y diseño se puede utilizar para mejorar procedimientos al manejar las cuentas por cobrar, al preparar e implementar un presupuesto y al programar los proyectos regulares o de una sola vez. También se puede utilizar para identificar, desarrollar y publicitar nuevos productos, al igual que para identificar e ingresar en nuevos mercados con productos nuevos y existentes.

Rentabilidad

El asunto de los negocios es hacer dinero. Una ventaja obvia de utilizar un sistema de análisis y diseño para mejorar la calidad de un negocio es el incremento en los beneficios. Los productos de baja calidad o por debajo de los estándares pueden tener consecuencias perjudiciales sobre un negocio con el tiempo. La reputación cae. El gasto incurrido para reparar las tareas erosiona los beneficios. Los competidores pueden avanzar en el territorio de ventas de la compañía. Los beneficios de un sistema integrado incluyen mayores niveles de control de calidad y costos de producción menores al transmitir el procesamiento de datos y los procesos de producción. Un ingeniero de sistemas puede implementar diseños complejos para completar los múltiples e intrincados trabajos de producción a lo largo de una línea de ensamblaje extensa.