Metas y objetivos del departamento de contabilidad

Escrito por Mary Jane | Traducido por Maria Gloria Garcia Menendez

    Un departamento de contabilidad de cualquier empresa juega un papel importante en el manejo de dinero, reuniendo los pagos y cobros de créditos, pagando facturas y utilidades a tiempo y asegurando que la compañía mantenga una red de valor positiva. Los contables suelen establecer metas y objetivos para todo el departamento y garantizar que el negocio realice las mejores prácticas de contabilidad posible en cualquier momento dado. Estos objetivos y metas pueden ser diferentes para cada empresa dada.

    Nómina puntual

    El departamento de contabilidad es responsable de la administración y actualización de toda la información de nóminas para los empleados existentes en un determinado negocio. Uno de los objetivos es proporcionar información precisa de la nómina y los pagos a los empleados. Las ganancias del empleado deben ser deducidas de impuestos antes de ser emitidas a los trabajadores en cuestión. Además, el departamento de contabilidad debe tener el objetivo de enviar estos pagos a tiempo a pesar de otros proyectos o plazos por llegar.

    Cuentas pendientes

    Las cuentas por cobrar describen las cuentas para los clientes que deben el dinero a la empresa. Los clientes que compran productos y las empresas que compran servicios continuos del negocio dado entran en esta categoría. Un objetivo para todos los contables que trabajan en el departamento de contabilidad es dar seguimiento a todos los créditos pendientes, lo que significa ponerse en contacto con los compradores para ver cuándo se harán los pagos. En el momento de la venta, se emite una factura con una fecha de pago, pero las empresas ocupadas o particulares pueden requerir una notificación adicional, que es una meta común para un departamento de contabilidad para mantener las finanzas de la empresa equilibradas.

    Cambios en la dirección de prespuesto

    Los directivos y los ejecutivos suelen tener reuniones sobre los temas de aumentar beneficios sin perjudicar la calidad de la producción. Si son necesarios cambios presupuestarios, el gerente de contabilidad suele ofrecer su entrada sobre los cambios, ya que sabe cómo está la compañía financieramente. Uno de los objetivos es ofrecer cambios y soluciones que mantengan equilibrado el valor neto de la empresa y asegurar que el presupuesto tenga un beneficio positivo cada mes a pesar de los cambios realizados.

    Servicio al cliente

    Como los representantes de la contabilidad suelen ponerse en contacto con las cuentas para cobrar los pagos, es un objetivo común proporcionar servicio al cliente e información siempre que sea posible. Los objetivos comunes del departamento incluyen responder consultas o mensajes de correo electrónico en 24 horas, pagar facturas a la compañía en 10 días hábiles de la recepción, dirigir cualquier recargo a los clientes que perdieron un plazo de pago y ofrecer información sobre las facturas actuales.

    Créditos de las fotos

    • Jupiterimages/Comstock/Getty Images