¿Por qué una empresa puede tener impuesto al ingreso negativo pero tiene ingreso neto en la declaración de ingreso?

Escrito por Julianne Russ | Traducido por Aldana Avale

Las empresas pequeñas y grandes están obligadas a pagar impuestos sobre la renta federal y estatal. Sin embargo, incluso con un ingreso neto positivo al final del año fiscal, una empresa puede pagar muy poco o no pagar impuestos tomando la ventaja de las rebajas de impuestos y lagunas en el sistema impositivo. En algunas situaciones, las pérdidas de ingreso y los pagos de impuestos de más pueden dar como resultado una obligación tributaria de ingreso negativa.

Ingreso neto

El ingreso neto es la diferencia entre los ingresos y los gastos de una empresa pequeña en cualquier año fiscal dado. Los ingresos son los fondos de las ventas de los bienes o servicios que una empresa ofrece a los clientes. Siempre es un número positivo. Los gastos reflejan los costos de producir y enviar bienes o servicios a los clientes. Incluye nóminas de sueldo, suplementos, transporte, impuestos y costos de depreciación. Los gastos siempre son un número negativo. Dependiendo de los valores de los ingresos y los gastos, el ingreso neto puede ser un número positivo o negativo. Incluso con un ingreso neto positivo, una empresa pequeña puede tener una obligación impositiva al ingreso negativa.

Impuesto al ingreso negativo

El impuesto al ingreso negativo se puede deber a una empresa que recibe un ingreso bajo durante un año fiscal como resultado de pocos negocios o altas pérdidas. A veces, las pérdidas pueden no estar directamente relacionadas con las operaciones de la empresa. Las empresas en ciertas industrias, como el petróleo y el gas, pueden disfrutar de créditos fiscales que les permiten cancelar la mayoría de los gastos operativos para las perforaciones y exploraciones. El código actual de los Estados Unidos le permite a las empresas pequeñas tomar ventaja de las exenciones de impuestos que pueden reducir sus ingresos sujetos de impuestos (si no sus declaraciones de ingreso) y llevar a una obligación impositiva de ingreso negativa.

Pagar de más los impuestos

Las empresas tienen la obligación de pagar impuestos estimados a lo largo del año basándose en su año fiscal previo. Cuando una empresa pequeña tiene un mal año y tiene beneficios muy pequeños y ha pagado impuestos de más, esto da como resultado un total negativo en la declaración impositiva de ingreso final del año mientras que la declaración de ingreso muestra un número positivo. Pagar de más los impuestos se puede recibir como una devolución o se puede aplicar para los impuestos estimados del siguiente año.

Solicitar un impuesto al ingreso negativo

Una empresa pequeña puede utilizar la obligación impositiva al ingreso negativo para diferir los impuestos de uno o varios períodos contables debitando las cuentas a pagar y acreditando la cuenta de gastos de impuestos al ingreso. Una devolución de impuestos puede reducir la cantidad de impuestos estimados para el siguiente período contable. Esto se puede hacer debitando de la cuenta de efectivo y solicitando un crédito para la cuenta de gastos de impuestos al ingreso.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images