Las desventajas de crear una aplicación no basada en web

Escrito por Larry Simmons | Traducido por Beatriz Sánchez

Las aplicaciones de software de uso corriente generalizado se pueden dividir en dos tipos de desarrollo, las destinadas a circular por la Web y las que no son Web. Las aplicaciones basadas en Web están diseñadas para el acceso a través de un navegador Web o un cliente de aplicaciones que sirve como interfaz de usuario. Las aplicaciones no basadas en Web están diseñadas para su uso sin conexión. La construcción de este tipo de aplicación tiene algunos inconvenientes que el programador debe tener en cuenta durante la fase de desarrollo.

Ventaja de las aplicaciones basadas en Web

Una aplicación es cualquier pieza de software que proporciona instrucciones a una computadora, lo que le permite realizar una tarea específica. La diferencia principal entre las aplicaciones basadas en la Web y las destinadas a su uso sin conexión se encuentra en el método por el cual los usuarios acceden al programa. A las aplicaciones basadas en Web se accede normalmente a través de una conexión de red o un navegador Web. Esto le da al programador un público mucho más amplio de usuarios en un área geográfica más amplia. Cuando los usuarios pueden acceder a la aplicación con un navegador, está disponible en todo el mundo, independientemente del sistema operativo o hardware instalado en sus ordenadores.

Aplicaciones no basadas en Web

Con una aplicación no basada en la Web, el acceso se realiza generalmente mediante la ejecución de un programa ejecutable en el ordenador del usuario. A diferencia de una aplicación Web, el público se limita a la persona que se sienta en el teclado y está mirando la pantalla. Además, una aplicación diseñada para su uso sin conexión se basa en sus propios protocolos tanto para la ejecución del programa como para la interfaz de usuario.

Ventajas de las aplicaciones no basadas en Web

Debido a que una aplicación no basada en Web no es necesario que sea compatible con las aplicaciones de navegador web, el programa puede funcionar sin muchas de las características de seguridad que normalmente se requieren para establecer una conexión de datos segura entre un servidor web y una audiencia mundial. Además, el programador puede desarrollar código para un sistema operativo específico en lugar de adoptar un enfoque más generalizado teniendo en cuenta la compatibilidad web. Esto permite al programador construir software que se aprovecha de los puntos fuertes del sistema operativo subyacente.

Personalización del diseño como una desventaja

Uno de los principales inconvenientes de una aplicación no basada en la Web es también una de sus ventajas: la naturaleza personalizada del diseño del programa. En este enfoque, el desarrollador debe pasar tiempo en la codificación de elementos del programa que ya existen en los productos de navegación web. El desarrollador también debe crear una interfaz de usuario, que probablemente carezca de la familiaridad de las aplicaciones basadas en Web que generalmente tienen el mismo aspecto y dan la misma sensación. El diseño se puede acelerar mediante el uso de una herramienta como GTK o QT en un entorno que no esté basado en la Web, pero los beneficios se limitan a las características de la aplicación que la herramienta estaba destinada a abordar. Cuanto más personalizada sea la aplicación, más programación, y más debe hacer el programador y menos útiles serán la herramientas y otros elementos del diseño genérico.

Actualizaciones de la implementación como desventaja

Otra desventaja de un diseño de una aplicación no basada en la Web se refiere a la velocidad con la que se despliegan las actualizaciones de software. Con una aplicación basada en la web, la modernización es simplemente una cuestión de subir la nueva versión en el servidor. Tan pronto como la versión actualizada está en línea, todos los usuarios tienen acceso a la aplicación actualizada. Con las aplicaciones no basadas en Web, la actualización del software requiere que cada usuario obtenga la actualización y luego la instale. El uso de los asistentes de instalación de terceros puede simplificar esta tarea un poco, pero aún así, inevitablemente, se producen retrasos en la obtención e implementación del software actualizado.