Ideas de almacenamiento para oficinas pequeñas

Escrito por Stacy Calvert | Traducido por Mariano Abrach

Mantener una oficina pequeña libre de desorden y organizada puede ser un problema. Ya sea en una casa o un edificio comercial , el espacio limitado hace difícil mantener un área de trabajo ordenado que sea atractivo y no distraiga. Un área de oficina debería claramente definido visualmente en una casa para minimizar las interrupciones. Mantener los útiles a mano, pero sin molestar, es esencial para mantener tu día funcionando sin problemas en cualquier entorno de oficina.

Espacio de oficina instantáneo

Una pared de estantes crea un efecto de hueco, separando visualmente a tu escritorio del resto de la habitación. Flanquea el escritorio con dos estanterías autosoportantes, y fija a la pared un conjunto de estantes adicionales más pequeños encima del escritorio para completar el diseño y agregar un área de almacenamiento adicional. Los estantes abiertos ofrecen abundante espacio de almacenamiento para libros, manuales y publicaciones especializadas en tenedores de revistas atractivos. Almacena papelería, tarjetas comerciales y material de oficina en cestas y tenedores en estantes para un fácil acceso común en espacios de oficina compartidos.

Habitaciones convertibles

Los muebles que cumplen doble función te permiten convertir una habitación (o la esquina de una habitación) de oficina casera a un espacio para vivir. Agrega un armario cerrado en una esquina de tu comedor para esconder tu computadora portátil y accesorios de oficina, por ejemplo. La mesa del comedor proporciona un amplio espacio de trabajo durante las horas de trabajo y vuelve a su uso doméstico tan pronto como saques tus elementos de trabajo. Las bandejas de televisores pueden hacer de estantes de impresora de bajo costo o de espacio de trabajo adicional, convirtiendo cualquier habitación en una ofician temporaria.

Oficina sobre ruedas

Usa muebles rodantes para convertir instantáneamente una habitación de oficina a espacio para vivir. Agrega rueditas a los carros de impresora y archiveros para un fácil escondite cuando termines de trabajar. Usa una mesa de noche elegante y atractiva para almacenar material de oficina; desliza un estante con ruedas debajo de un escritorio cuando no lo uses. Una otomana sobre ruedas proporciona almacenamiento invisible y un lugar para levantar los pies mientras tomas llamadas de negocios o lees. El mobiliario de oficina rodante también hace más fácil compartir recursos en una ofician comercial pequeña.

Particiones

Proporciona almacenamiento y crea particiones temporarias usando estanterías sin parte trasera del suelo al techo. Esta solución crea una sensación de privacidad cuando colocas escritorios en un entorno de oficina pequeña. En una oficina casera, este tipo de estantes separa el área de trabajo del espacio para vivir. Los estantes autosoportantes pueden incluso ser movidos si es necesario. Para una solución más permanente, fija la parte inferior y superior de la unidad al piso y al techo. En una oficina no residencial, usa un carro para microondas para dividir un área de sala de descanso. Usa el espacio de armario cerrados para almacenar artículos usados poco frecuentemente y suministros de café.

Créditos de las fotos

  • George Doyle/Stockbyte/Getty Images