Consejos para organizar tu escritorio hogareño

Escrito por Chris Joseph | Traducido por Carlos Alberto Feruglio

Para algunos propietarios de negocios que trabajan en casa, uno de los retos más grandes es encontrar un espacio adecuado para trabajar cómoda y eficientemente. Esto significa que necesitarás aprovechar al máximo el limitado espacio que tengas. Debido a que el escritorio es donde tendrás que pasar la mayor parte de tu tiempo, es importante que lo mantengas lo más organizado posible. Algunos consejos de organización pueden ser de ayuda.

Separa los artículos personales y los de negocios

Es posible que realices tareas personales, tales como el pago de facturas o la organización de las finanzas personales en la misma zona en la que trabajas. Si es así, asegúrate de guardar tus artículos personales y de negocios por separado, y designa un cajón de la mesa separada para los archivos personales. Evita trabajar en proyectos personales y de negocios al mismo tiempo si es posible.

Un proyecto a la vez

Cuando operas un negocio en casa no es raro tener varios proyectos en marcha al mismo tiempo. Para mantener tu escritorio organizado y evitar que los archivos se entremezclen, en tu escritorio sólo pon las cosas que pertenezcan al proyecto que en el que estás trabajando. Esto puede ayudar a evitar situaciones como no poder encontrar una dato clave de información mientras estás en el teléfono con un cliente.

Mantén la computadora fuera del escritorio

Pon la computadora en un escritorio o una mesa aparte, y colócalo en un ángulo de 90 grados con respecto a tu escritorio. Esto te da más espacio para los elementos del proyecto actual y los equipos de oficina que estás utilizando actualmente. También tendrás más espacio para los accesorios de computadora. Compra una silla giratoria con ruedas para poder moverte fácilmente del escritorio a la computadora.

Retira los elementos innecesarios

Tu escritorio puede volverse fácilmente el lugar para almacenar objetos, tales como juguetes y dibujos de los niños, tazas de café, plantas, fotografías y libros. Retira estos elementos y colócalos en su lugar. Si no hay ningún lugar actual para ellos, coloca una caja grande en tu oficina donde puedas ponerlas por el momento. El material de oficina es otra fuente de desorden, así que mantén esto en un cajón del escritorio separado donde puedas acceder a ellos fácilmente cuando los necesites.

Crea más espacio para guardar cosas

Los escritorios suelen tener un espacio de archivo limitado, así que no pasará mucho tiempo hasta que estés buscando más espacio para los archivos. En lugar de acumularlos en tu escritorio o en el suelo, compra archivadores o cajones de bajo costo en una tienda de suministros de oficina o coloca archivos inactivos en una caja de papel de computadora vacía. Asegúrate de colocar estos archivos "muertos" en algún tipo de orden en caso de que necesites acceder a ellos en el futuro.

Créditos de las fotos