Función de la FASB en las empresas

Escrito por Rena Dietrich | Traducido por Cesar Moreno

En 1973, se creó el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB por sus siglas en inglés) para desarrollar un conjunto de estándares de contabilidad financiera conocidos como los principios de contabilidad generalmente aceptados (GAAP por sus siglas en inglés) para el sector privado. Los GAAP instruyen a las empresas sobre la manera de realizar los informes financieros ya que tener un conjunto de estándares asegura que las empresas den a conocer la misma información de manera uniforme. La Comisión de Intercambios y Títulos Valores y el Instituto Estadounidense de Contadores Públicos reconocen oficialmente al FASB como la autoridad competente en materia de contabilidad financiera. Es una organización privada, sin fines de lucro.

Autoridad

El FASB tiene una posición única en el proceso de información financiera. Su objetivo principal es ofrecer liderazgo para las empresas públicas en el establecimiento y mejora de los métodos contables empleados para realizar los estados financieros. El FASB tiene la autoridad de establecer, pero no exigir, el cumplimiento de las normas contables. La aplicación de estas cae bajo la jurisdicción de la SEC. El FASB tiene en cuenta las recomendaciones de la SEC y de la AIPA a la hora de diseñar o mejorar los estándares; sin embargo, no es necesario hacerlo. También considera la opinión de las empresas al realizar cambios en las normas vigentes.

Estados financieros

El objetivo de las normas de contabilidad financiera es ayudar a los interesados ​​a tomar decisiones de inversión informadas y basadas en estados financieros honestos. Los estándares están diseñados para promover la transparencia en la información financiera, ya que cuando la información es transparente, es visible y comprensible para el público. Esto permite a los inversores y acreedores potenciales hacer evaluaciones precisas de las finanzas de las empresas. Las normas de contabilidad también ayudan a la junta de administración a evaluar la eficacia de la gestión. Los estados financieros identifican las áreas que necesitan ser mejoradas y permiten a las juntas tomar acciones correctivas en forma temprana.

Áreas afectadas

Las normas contables desarrolladas por el FASB influyen directamente en cómo las empresas informan de temas como los costos de inventario, deudas, activos, ingresos, patrimonio de los accionistas e impuestos. Por ejemplo, en 2010 el FASB anunció que las empresas deben informar los ingresos en el período en que se devengan. Anteriormente, las empresas podían reportar los ingresos cuando estos eran recibidos. Esta norma afecta en gran medida el estado de resultados, que es una declaración de las ganancias y pérdidas de la empresa. Cuando se requiere que todas las empresas de una industria reporten los ingresos de la misma manera, el público puede comparar sus estados financieros entre sí con mayor facilidad.

Depreciación de activos

El FASB permite a las empresas escoger la forma en que se deprecian los activos en sus estados financieros, pero deben dar a conocer el método que utilizan y usarlo constantemente mientras los activos estén en funcionamiento. Dado que el método de la depreciación afecta a áreas como las cuentas de gastos e ingresos netos, esto influye en la cantidad de impuestos adeudados. El Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) también permite a las empresas elegir su método de depreciación, pero como el FASB, exige dar a conocer el método y su uso consistente. La mayoría de las empresas opta por el método de depreciación que implica una menor cantidad de impuestos adeudados.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images