¿Cuál es la diferencia entre una empresa operadora y una empresa controladora?

Escrito por Matt McKay | Traducido por José Antonio Palafox

La diferencia entre una empresa operadora y una empresa controladora se encuentra en las estructuras fundamentales de ambas, en su manejo y en su interacción con otras. A menudo sus objetivos de negocios son diferentes y ambos tipos de empresas buscan ganancias, pero las empresas controladoras todavía pueden beneficiarse de las pérdidas de las empresa operadora en determinadas condiciones.

Empresas controladoras

La función principal de una empresa controladora es invertir en otras compañías, conocidas comúnmente como filiales. Las empresas controladoras usualmente no están involucradas en las operaciones diarias de la empresa operadora, pero prestan apoyo financiero inicial o continuo por medio de reservas de efectivo o ventas de acciones, y pueden ayudar en la reestructuración del modelo operacional para asegurar ganancias. Las empresas controladoras suelen estar estructuradas como corporaciones para proteger los activos, absorber pérdidas financieras y limitar la responsabilidad.

Empresas Operadoras

Las empresas operadoras son propiedad de la empresa controladora, pero son responsables de todas las operaciones diarias de la empresa. Cuando una compañía controladora crea o adquiere una empresa operadora, a veces le permite hacer sus negocios como siempre, especialmente si son rentables. Los beneficios netos después de gastos son luego entregados a la empresa controladora.

Propiedad

La propiedad de una empresa operadora, incluso cuando es comprada, es retomada por la empresa controladora. A menudo, a los antiguos propietarios que se mantienen a bordo se les da el control de la empresa operadora en forma de una responsabilidad de administración ejecutiva, pero no tienen derechos de propiedad. Todas las decisiones importantes que pueden afectar a la rentabilidad o implican grandes gastos primero deben ser aprobadas por la empresa controladora.

Ganancias y pérdidas

Aunque la rentabilidad de una empresa operadora debe tener sentido para la empresa controladora, esto no es siempre el caso. Especialmente para las empresas controladoras más grandes con pesadas cargas fiscales, la posesión de una o más empresas operadoras que pierdan dinero puede beneficiar a la empresa matriz en forma de pérdidas de negocio cuando llega el momento de hacer la siguiente declaración fiscal. Esto no beneficia a la empresa operadora, ya que es responsable de la ganancia operativa para hacer funcionar el negocio. Si las pérdidas son demasiado grandes, la empresa operadora puede ir a la quiebra, pero la empresa controladora aún puede beneficiarse porque la empresa operadora puede ayudarle a equilibrar sus beneficios globales y los precios de las acciones.

Referencias

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images