Las ventajas de ser una empresa privada

Escrito por Crystal Vogt | Traducido por Luciano Ariel Castro

Al iniciar un negocio, es probable que tengas que elegir si quieres que sea una empresa pública o privada. Si bien ninguna de las opciones es mejor o peor que la otra, tendrás que evaluar qué tipo de libertad deseas con tu empresa junto con otros elementos. Por ejemplo, una de las ventajas de salir a la bolsa es tener un mayor acceso a fuentes de financiación. Sin embargo, una empresa privada tiene sus propias ventajas.

Resultados fnancieros

A diferencia de una empresa que cotiza en bolsa permitiéndoles a los accionistas invertir en acciones y que debe informar los resultados financieros cada trimestre, una empresa privada no está obligada a revelar los resultados financieros en cualquier momento para el público, eliminando así las presiones a corto plazo de los accionistas y las expectativas de los analistas. Además, eliminar la necesidad de divulgar la información puede ser ventajoso en términos de divulgación de datos de la empresa que pueden ponerla en desventaja competitiva.

Planificación a largo plazo

Las empresas privadas no tienen que planificar a corto plazo al igual que las empresas públicas, que deben hacerlo para satisfacer a los accionistas y mantener al día los precios de las acciones. La eliminación de esta necesidad de producir resultados trimestrales estelares permite a una empresa privada centrarse en el crecimiento a largo plazo y gestionar en consecuencia. Si bien las empresas aún pueden determinar objetivos a corto plazo, pueden pasar más tiempo e investigar fijando objetivos permanentes y de largo plazo "sin tener que obsesionarse con los resultados trimestrales" dijo el portavoz de Bechtel, John Marshall, al diario "San Francisco Chronicle".

Gobierno corporativo

La "Ley del Mercado de Valores", junto con las normativas del mercado de valores separadas, requiere ciertas reglas que seguir cuando se trata de un gobierno corporativo dentro de una empresa que cotiza en bolsa, por ejemplo en cómo se estructura un negocio. Una de las ventajas de ser privado es que la empresa no tenga que cumplir con estas estipulaciones, y puede tener más flexibilidad y libertad a la hora de cómo se estructura su dirección.

Responsabilidad Limitada

"La ventaja más importante" de ser una empresa privada es la exposición de responsabilidad limitada, de acuerdo a los recursos de educación de Tutor2U. Este tipo de responsabilidad limitada se refiere a la responsabilidad de los consejeros y de la empresa de perder sólo hasta la cantidad que invirtieron en la compañía. La responsabilidad limitada protege el patrimonio personal de los accionistas de una empresa privada, y no pone en riesgo los bienes personales.

Créditos de las fotos

  • Goodshoot/Goodshoot/Getty Images