Ejemplos de gastos de operación vs. gastos administrativos

Escrito por Jennifer F. Bender | Traducido por Laura De Alba
    Los gastos de operación y administrativos son necesarios para que una pequeña empresa funcione.

    Los gastos de operación y administrativos son necesarios para que una pequeña empresa funcione.

    Hacer funcionar un pequeño negocio requiere la misma entrada y salida de una compañía mayor, pero en una escala mucho menor. Esto incluye los gastos administrativos y de operación necesarios para lograr que el negocio funcione de forma eficiente y que sea redituable. Los gastos de operación son los costos necesarios para construir un producto o crear los servicios que una pequeña empresa vende a un cliente. En contraste, los gastos administrativos son los costos de mantener a la empresa funcionando eficientemente.

    Gastos de operación

    Los gastos de operación son los costos realizados por una compañía pequeña por cada uno de los diferentes departamentos para producir un producto o servicio para los clientes. Algunos ejemplos de estos departamentos incluyen manufactura, publicidad y ventas. Las pequeñas compañías tienen una variedad de gastos de operación necesarios. Un ejemplo es el alquiler de un edificio. Este espacio es necesario para producir el producto o servicios para el negocio. Otro ejemplo es el equipo de fabricación. Este equipo es necesario para producir el producto que se vende o para ayudar en los servicios que se proveen a los consumidores.

    Gastos administrativos

    Los gastos administrativos son los costos incurridos por un pequeño negocio en una base general y que no están asociados con un departamento específico. Estos gastos que se agrupan con los individuos que realizan las actividades de apoyo no técnicas para una pequeña empresa, incluyendo las secretarias y recepcionista. Un ejemplo de un gasto administrativo sería los salarios y los beneficios para las secretarias y las recepcionistas. Otro ejemplo serían los materiales de oficina, las cuentas de teléfono y el correo utilizado para el negocio.

    Implicaciones de impuestos

    La mayoría de los gastos de operación y administrativos incurridos durante el curso del negocio se sabe que son razonables, ordinarios y necesarios y se pueden deducir siguiendo el Código de Renta Interna sección 162. Algunos gastos son vistos como actuales y se deben deducir en el año en que son utilizados. Algunos ejemplos de esto incluyen los salarios y la renta. Otros gastos son definidos como gastos capitales y se deben deducir durante cierto período de tiempo. Un ejemplo de esto sería una pieza de equipo utilizada para crear un producto.

    Recortes de presupuesto

    La diferencia entre los gastos de operación y los gastos administrativos se puede ver en una pequeña empresa cuando el presupuesto necesita recortarse. Los gastos administrativos siempre se recortan primero. Estos costos se pueden eliminar sin dañar los productos o servicios provistos. Ejemplos de esto sería reducir el tamaño del departamento de recursos humanos o cambiar de un individuo que realiza los servicios de la recepción a un sistema de mensajes de correo de voz automatizado. Ambos son gastos administrativos.

    Créditos de las fotos

    • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images