Cómo calcular los gastos de fabricación generales asignados

Escrito por Benjamin Podraza | Traducido por Nieves Fragola

El costeo por absorción requiere la inclusión de todos los costos de fabricación, directos e indirectos, en las unidades de producción. Los costos directos de producción, tales como la mano de obra y los materiales directos, pueden ser atribuidos a las unidades de producción. Por otra parte, se incurre en costos indirectos de fabricación a fin de apoyar la producción pero es difícil o imposible atribuir su origen a las unidades individuales de producción. Por esta razón, la única manera de asignar los gastos generales a las unidades de producción es distribuyéndolos en función de una base razonable de reparto.

Items you will need

  • Registros financieros
  • Registros de producción
  • Registros de nómina

Suma los costos totales fijos de fabricación. Éstos pueden ser obtenidos de los registros contables de la empresa. Los costos generales de fabricación incluyen muchos costos diferentes. Algunos pueden variar con la producción, mientras que otros son fijos. Los gastos generales de fabricación incluyen todo, desde el limpiador utilizado en el taller hasta la depreciación de los artefactos de iluminación fijados al techo.

Elige una base de asignación. Ésta es una medida de la actividad que se utiliza para asignar los gastos generales a los productos. Los gastos generales de fabricación se dividen por la base de asignación para determinar la cantidad de gastos generales de fabricación que deben ser asignados a cada unidad de producción. Dos bases de asignación comunes utilizadas en la fabricación son las horas de mano de obra directa y las horas de máquina.

Revisa los registros de nómina o de mantenimiento para determinar el total de la base de asignación generada en el período actual. Por ejemplo, los registros de la nómina de la compañía pueden reflejar que hubo 2.000 horas de mano de obra directa durante el período en curso.

Divide el valor base de la asignación total por el número de unidades producidas para determinar la cantidad de gastos generales de fabricación sujetos a cada unidad de la base de la asignación. Por ejemplo, si la empresa tiene US$10.000 en gastos generales y 1.000 horas de mano de obra directa, cada hora de mano de obra directa tendrá US$10 (US$10.000 / 1.000) de gastos generales sujetos a ésta.

Monitoriza la producción para determinar la cantidad de la base de asignación a ser atribuida a cada unidad de producción. Por ejemplo, el análisis puede revelar que el producto A requiere una hora de mano de obra para la producción, mientras que el producto B requiere dos horas.

Consejo

  • Asegúrate de elegir una base de asignación directamente correlativa con el aumento de los gastos generales de fabricación. Por ejemplo, cuando se mantiene en ejecución el equipo de fabricación para un cambio adicional, aumenta la factura de electricidad. Este es un ejemplo de cómo las horas de máquina influyen sobre los costos de la electricidad.

Advertencia

  • Las horas de mano de obra directa son la base de asignación más popular, pero no siempre es la más adecuada, sobre todo en entornos de fabricación altamente automatizados.

Referencias

  • "Managerial Accounting"; Ray H. Garrison, et al; 1997

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images