Los tipos de publicidad que puedes descontar

Escrito por Vicki A. Benge | Traducido por Paulina Illanes Amenábar

Los gastos de publicidad en la apertura de un negocio son deducibles de los impuestos como parte de los costes de puesta en marcha de la inauguración y el establecimiento de un nuevo negocio. Además, los gastos de publicidad de la operación en curso de un negocio son generalmente deducibles bajo las regulaciones de impuestos federales, ya que las leyes de impuestos federales en los Estados Unidos consideran los costos de publicidad un gasto de negocio. Todos los gastos de negocios que cumplen con la definición del servicio de impuestos internos de "ordinarios y necesarios" son deducibles en declaraciones de impuestos de negocio.

Ordinario y necesario

El IRS (siglas en inglés de Servicio de Impuestos Internos) establece que un gasto de negocio es deducible, incluyendo a la publicidad, debe ser ordinario y necesario. Según la agencia federal de impuestos, un gasto ordinario es aquel que es comúnmente aceptado en una línea de negocio. Generalmente, la mayoría de los negocios que pueden usar publicidad lo hacen. Por lo tanto, la mayoría de los costos de publicidad son gastos ordinarios. Un gasto necesario, según lo definido por el IRS, es uno que ayuda a que el negocio prospere, pero no tiene que ser un gasto necesario para ser deducible. Las interpretaciones arbitrarias de ordinarios y necesarios les permite un grado razonable al deducir costos de publicidad en declaraciones de impuestos. Sin embargo, el razonamiento objetivo debe ser la norma cuando se aplica la definición de ordinarios y necesarios.

Apoyo de la comunidad

Los costos de funciones benévolos que apoyan un sentido de comunidad, mientras que hacen publicidad o promocionan el nombre de una empresa o producto puede deducirse de los impuestos a la renta empresarial en muchos casos. Por ejemplo, el IRS enumera los gastos desde proveer comida o entretenimiento en un papel de patrocinio como dos situaciones donde los gastos se pueden deducir como gastos de negocio en la categoría de publicidad. Las regulaciones tributarias federales también permiten deducir los costos del uso de un nombre de empresa para promover las organizaciones caritativas si con la visibilidad del nombre se espera obtener ingresos adicionales para el negocio en el futuro.

Tipos de avisos

Varios tipos de anuncios reales son deducibles de impuestos. Los tipos que se pueden deducir incluyen anuncios en medios impresos como periódicos, revistas periódicas y de intercambio, así como folletos y volantes. La publicidad de los medios de difusión abarca puntos de promoción en televisión, radio y la World Wide Web. El correo directo y la mensajería de texto, las carteleras al aire libre y carteles en los bancos en la parada de autobús o un signo en el lado del autobús son otros medios de publicidad de un negocio, todos los cuales son deducibles de impuestos si se considera necesario y ordinario promover la empresa.

Registros

Es importante conservar y mantener documentos de apoyo para todos los gastos de negocio para tener a mano en caso de una auditoría. El IRS solicita facturas y cheques como dos tipos de justificantes. En el pago de gastos de publicidad, estos dos documentos son comunes. Por ejemplo, un spot de 30 segundos en una estación de radio local sería considerado un gasto ordinario y necesario en la mayoría de los casos, especialmente si estás haciendo publicidad de productos o servicios para la venta en tu negocio. La estación de radio puede enviarte una factura por el anuncio. Si pagas por cheque, entonces tanto la factura y lo cancelado por cheque son justificantes de los gastos deducibles.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images