Ejemplo de un objetivo SMART para un plan de comercialización

Escrito por George N. Root III | Traducido por Paula Ximena Cassiraga

    Un acercamiento de comercialización SMART puede usarse como anteproyecto para crear campañas eficientes y comercialización. SMART es un acrónimo (en inglés) que usa objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y programados para presentar un acercamiento de comercialización exitoso. Al examinar ejemplos de cada aspecto de los objetivos de comercialización SMART, puedes entender mejor cómo incorporarlos en tu plan de marketing.

    Específico

    Usar objetivos de comercialización específicos significa concentrarse en una meta por plan para maximizar la eficiencia. Las empresas suelen querer lograr varios objetivos de comercialización simultáneamente. Pero cada objetivo debe tener su propio plan para ser efectivo. Por ejemplo, si un fabricante de zapatillas deportivas quiere presentar una nueva línea de zapatillas y expandir su cobertura del producto a un nuevo objetivo demográfico, debería tener un plan aparte para el lanzamiento del producto y para la expansión de la audiencia.

    Medible

    Para determinar el éxito de un plan de comercialización, debes tener hitos y objetivos que medir. Los aspectos medibles de un plan de comercialización pueden ser un número de unidades vendidas, las ganancias de ventas totales generadas o el ingreso total realizado. Tus objetivos medibles deberían ser muy específicos para poder ser efectivos. Declarar que pretendes vender más unidades que el año pasado no es algo que puedas usar para medir el éxito. Establecer la meta de vender un 30 por ciento más de unidades que el año pasado es algo que puedes usar en tu plan de comercialización.

    Alcanzable

    El crecimiento de la empresa es un proceso gradual y planificado. Cuando estés creando un plan de comercialización, usa objetivos alcanzables. Si tu crecimiento de ganancias histórico de año a año es del 20 por ciento, establecer una meta de comercialización de un 40 por ciento de crecimiento cuando no hay datos que respalden el crecimiento incrementado no es un plan eficiente. Una serie de objetivos de comercialización realista motiva a los miembros del personal a intentar lograr el éxito detallado en los planes. Establecer metas que parezcan imposibles de lograr bajará la moral y hará que sea difícil planificar presupuestos para el año siguiente.

    Realista

    La diferencia principal entre objetivos SMART alcanzables y realistas es la planificación de los recursos. Podrías tener el impulso de productos para realizar un salto significativo en las ventas de unidades, pero podrías no tener la fabricación o distribución en su lugar para hacer que suceda. Ejemplos de objetivos SMART realistas son las expectativas de fabricación que no exceden el promedio histórico, la cobertura de ventas que no es posible con el personal de ventas actual o con el crecimiento de personal de ventas proyectado y proyecciones de ventas a regiones no cubiertas por la red actual de distribución.

    Programado

    Un plan de comercialización tiene programado un comienzo y un final. Esto es para permitir un análisis de cómo funcionaron los métodos para intentar producir los resultados proyectados. Crea una línea de tiempo para cada proyecto de comercialización que incluya fechas regulares para monitorear el progreso y ajustar potencialmente el plan. Por ejemplo, si tienes un plan de comercialización que está programado para durar seis meses, analiza los resultados reales vs. los resultados proyectados cada mes para ver si deben realizarse ajustes para lograr el objetivo general del plan.

    Créditos de las fotos