Los pasos básicos en el proceso de planificación de la gestión

Escrito por Lisa McQuerrey | Traducido por Valeria Garcia

    La planificación de la gestión es el proceso de evaluación de objetivos de la organización y crear un plan realista, detallado de acción para el cumplimiento de esos objetivos. Al igual que como escribir un plan de negocios, un plan de gestión toma en consideración estrategias corporativas de corto y largo plazo. Los pasos básicos en el proceso de planificación de gestión implican la creación de un mapa de ruta que esquematice cada tarea que la empresa debe lograr para cumplir con sus objetivos generales.

    Esteblece metas

    El primer paso de la planificación de la gestión es identificar los objetivos específicos de la compañía. Esta parte del proceso de planificación debe incluir una descripción detallada de cada objetivo, incluyendo la razón de tu selección y los resultados esperados de proyectos relacionados con la meta. Siempre que sea posible, los objetivos deben describirse en términos cualitativos o cuantitativos. Un ejemplo de una meta es recaudar beneficios en un 25 por ciento durante un período de 12 meses.

    Identificar recursos

    Cada meta debe tener proyecciones financieras y de recursos humanos asociados con su terminación. Por ejemplo, un plan de gestión puede identificar cuántas personas de ventas requerirá y cuánto le costará cumplir con el objetivo de incrementar las ventas en un 25 por ciento.

    Estableciendo tareas relacionadas con la meta

    Cada meta debe tener tareas o proyectos asociados con su logro. Por ejemplo, si una meta es elevar beneficios en un 25 por ciento, un administrador necesitará delinear las tareas necesarias para cumplir con ese objetivo. Ejemplos de tareas pueden incluir el aumento al personal de ventas o desarrollar técnicas de entrenamiento avanzado de ventas.

    Priorizar los objetivos y tareas

    La priorización de objetivos y tareas es acerca de cómo ordenar los objetivos en términos de su importancia. Las tareas que consideras más importantes teóricamente serán abordadas teóricamente y completadas primero. El proceso de priorización también puede reflejar pasos necesarios en completar una tarea o alcanzar una meta. Por ejemplo, si una meta es incrementar las ventas en un 25 por ciento y una tarea asociada es aumentar el personal de ventas, la empresa deberá completar los pasos hacia el logro de ese objetivo en orden cronológico.

    Crear tareas y plazos

    A medida que la empresa da prioridad a los proyectos, debe establecer plazos para completar tareas y asignar personas para completarlos. Esta parte del proceso de planificación de gestión debería considerar las capacidades de los miembros del personal y el tiempo necesario para completar asignaciones realistas. Por ejemplo, el gerente de ventas en este escenario puede ser proporcionado con cuotas de ingresos mensuales para mantenerse en el camino para la la meta de incrementar las ventas en un 25 por ciento.

    Establecer métodos de evaluación

    Un proceso de planificación de manejo debe incluir una estrategia para evaluar el progreso hacia la realización de metas a lo largo de un período de tiempo establecido. Una manera de hacerlo es a través de solicitar un informe mensual de los jefes de departamento.

    Identificar cursos alternativos de acción

    Incluso los mejores planes a veces pueden ser desplazados por acontecimientos imprevistos. Un plan de manejo debe incluir un plan de contingencia si ciertos aspectos del plan maestro resultan inalcanzables. Los cursos alternativos de acción pueden ser incorporados en cada segmento del proceso de planificación, o para el plan en su totalidad.

    Créditos de las fotos

    • BananaStock/BananaStock/Getty Images