¿Cuál es la diferencia empresarial entre objetivos y metas?

Escrito por Leyla Norman | Traducido por Javier Enrique Rojahelis Busto

Cuando planificas el futuro de tu negocio generarás una lista de posibles logros que deseas alcanzar. Estas son tus metas. Los pasos específicos a seguir para llegar a esos logros son tus objetivos. Los términos "objetivo" y "meta" se usan indistintamente, pero cada uno tiene importantes atributos diferenciadores. Se utilizan en las diferentes etapas del proceso de planificación de los negocios, y cada uno tiene un propósito diferente.

Metas

Las metas son declaraciones que haces sobre el futuro de tu negocio. Representan tus aspiraciones con relación a el. Por ejemplo, podrías decir: "Buscamos ser el más extenso fabricante de este producto en el país". Esta declaración demuestra que tienes planes ambiciosos para tu negocio, pero no estás diciendo específicamente cómo puedes cumplir con esa meta.

Importancia de las metas

Aunque la afirmación anterior de meta en relación a un producto no establece específicamente cómo tu empresa puede llegar a ella, de todas maneras sirve para indicar un propósito importante. El establecimiento de objetivos te ayuda a definir la dirección que una empresa va a tomar. Las metas deben alinearse con la misión y la visión, que son las declaraciones más generales y abstractas de los valores y aspiraciones de tu empresa. El lenguaje utilizado en las metas puede ser más emocional que el que se utiliza en los objetivos. Ellas les permiten a los propietarios de negocios pensar conceptualmente y no ser limitados en su proceso de pensamiento creativo.

Objetivos

Los objetivos son los pasos exactos que tu compañía debe tomar para alcanzar sus metas. Se escriben sin emoción y, por lo general, son medibles y cuantificables. También son realistas y alcanzables y tienen una línea de tiempo asociado. Por ejemplo, un objetivo que siga a la declaración de la meta de ser el fabricante más extendido del producto en el país podría ser: "Vamos a aumentar las ventas en un 3 por ciento en cada trimestre de este año en cada región en la que operamos actualmente". Otro objetivo podría ser: "Vamos a abrir nuevas sucursales y plantas en dos estados por trimestre de este año".

Importancia de los objetivos

Las empresas utilizan los objetivos para medir el éxito y el progreso hacia sus metas. Sin ellos, las metas parecerían estar fuera de su alcance. Los objetivos pueden servir como motivación para los dueños de negocios y los empleados, ya que a medida que se cumplen los objetivos se proporciona una sensación de logro. Cuando los objetivos son fáciles de escribir, es una indicación de que tu estrategia general de la empresa va por el buen camino, según el escritor de plan de negocios Andrew Smith.

Estrategias y tácticas

Después de haber escrito tus metas y objetivos, puedes ser aún más específico en la planificación de tu negocio escribiendo las estrategias y tácticas que se usarán para alcanzar tus objetivos. Las estrategias son más abstractas que las tácticas y estas son las cosas exactas que puedes hacer para lograr tus objetivos. Una estrategia, por ejemplo, podría ser: "Utilizar los medios impresos para aumentar las ventas" en función del objetivo de "Aumentar las ventas en un 5 por ciento el próximo trimestre". Una táctica podría ser "poner un anuncio en el periódico local todos los días durante el próximo trimestre".

Créditos de las fotos

  • Patrick Ryan/Photodisc/Getty Images