Definición de modelos de estrategia

Escrito por Will Gish | Traducido por Antonella Iannaccone

El término modelo de estrategia aparece en una variedad de contextos. Aunque las características específicas de un modelo de estrategia varían mucho dependiendo de la naturaleza del modelo, la definición básica de dicho modelo es la misma en todas las industrias y sectores. Las pequeñas empresas se benefician de la aplicación de un puñado de tipos de modelo de estrategia, dependiendo de la naturaleza del negocio de que se trate y el tipo de modelo de estrategia requerido por ese negocio.

Modelos de estrategia

La definición del "modelo de estrategia" existe dentro del propio término. Básicamente, un modelo de estrategia constituye un plan estratégico, o modelo, diseñado para mejorar un proceso. Las organizaciones utilizan modelos de estrategias para mejorar las operaciones y cumplir con sus objetivos. El desarrollo de este modelo requiere de la identificación de los principales objetivos de una organización, la identificación de los componentes clave o pasos del proceso que conducen de un punto de partida para el logro de estos objetivos y la creación de formas de maximizar el proceso de producción óptimo y el logro de las metas. Los modelos son de diferentes grados de complejidad.

Tipos de modelos de estrategia

Hay innumerables tipos de modelo de estrategia. Tales planes existen más comúnmente en los negocios y las finanzas, aunque también aparecen en la programación informática, los procesos científicos y más. Dos tipos básicos de modelos de estrategia son los básicos y complejos. Los modelos básicos consisten en un número mínimo de componentes, generalmente menos de cinco. Los componentes de estos modelos son la base de consumidores, la demanda del mercado, el proceso de fabricación y distribución. Los modelos complejos de estrategia incluyen hasta una docena de componentes y consideran no sólo un proceso directo, como la distribución o fabricación, sino el modelo de funcionamiento completo de una empresa, incluidos los valores empresariales, los recursos disponibles, el análisis estratégico y más.

Modelos de estrategia en la pequeña empresa

Las pequeñas empresas pueden beneficiarse de la aplicación de modelos de estrategias diferentes, que crean medios cuantificables para medir el éxito de un proceso de negocio y permiten una revisión regular. Por lo general, de naturaleza circular, un modelo de estrategia de negocio permite a una empresa con un presupuesto limitado seguir de cerca las operaciones del negocio y evaluar el éxito o el fracaso de este tipo de iniciativas. Por ejemplo, un garaje de reparación de automóviles puede implementar un modelo de estrategia para la rentabilidad en la sustitución de los carburadores, elementos de identificación, como el costo cargado a los clientes, el costo de las piezas y mano de obra necesarios. Si el proceso no cumple con el objetivo del negocio de lucro, los componentes del modelo de estrategia muestran explícitamente que el dinero se pierde y cómo rectificar esta pérdida, como cobrar más o comprar piezas menos caras. Un modelo de estrategia ayuda a las pequeñas empresas a mantenerse dentro de su presupuesto total, mientras que se adhieren a las éticas de negocio, los objetivos y la finalidad última de su fundador o propietarios.

Crear un modelo de estrategia

Muchas empresas de consultoría ofrecen asistencia en la creación de un modelo de estrategia. Una pequeña empresa con poco conocimiento de este tipo de proceso puede trabajar con una empresa en el desarrollo de un modelo de estrategia en torno a los objetivos y medios de la empresa. Algunas de estas empresas constituyen pequeñas empresas en sí mismas. Los teóricos de negocios y profesores también ofrecen plantillas de modelos, ya sea en línea o en libros de negocios. Los propietarios o gerentes de negocios pueden descargar o adquirir esos modelos y usarlos como plantilla básica para crear un modelo adaptado a las necesidades y la naturaleza de un negocio específico.

Modelos concretos vs abstractos

Los modelos ofrecen planes concretos y abstractos para la gestión empresarial. Los modelos concretos de estrategia hacen frente a variables cuantificables, las cosas fáciles de medir, analizar, entender y modificar. Estos modelos trabajan directamente con los números del trabajo, las finanzas de negocios y la economía. Estos planes suelen presentar soluciones en blanco y negro como "cambiar la variable A genera más dinero a través del proceso B." Los modelos abstractos de estrategia incluyen tanto el estrés como la ética empresarial, la elección y la disponibilidad de opciones. Estos planes presentan enigmas actuales como "la variable A reduce los gastos, aumenta las ganancias, a pesar de los conflictos con las normas morales de mano de obra en el extranjero." La elección personal y las creencias de los gerentes o propietarios de pequeñas empresas ocupan un lugar destacado en estos modelos.

Créditos de las fotos

  • IT Stock/Polka Dot/Getty Images