Pros y contras del modelo de congruencia

Escrito por Chirantan Basu | Traducido por Daniela Laura Arjones

Los directivos tienen que entender sus negocios para hacerlos más eficientes. Los modelos teóricos son fundamentales en este entendimiento, ya que proporcionan un marco conceptual para el análisis de los problemas de organización y planificación de las acciones correctivas. Uno de estos marcos de referencia para el análisis de pequeñas y grandes empresas es el modelo de congruencia, desarrollado por profesores David A. Nadler y Michael L. Tushman de la Universidad de Columbia.

Bases

El modelo de congruencia considera las organizaciones como componentes interactivos que existen en armonía relativa o se ajustan entre sí. Los cuatro componentes principales son las personas, tareas, los procesos formales y procesos informales. Los problemas de organización surgen cuando hay un mal ajuste entre algunos de estos componentes. Los cambios en un componente pueden afectar a otros componentes a causa de los vínculos personales y de procesos que existen dentro de las organizaciones. El modelo de congruencia pone el mayor énfasis en el proceso de transformación entre las entradas y las salidas. Las entradas incluyen el ambiente externo, tales como la competencia y la regulación gubernamental, los recursos financieros, humanos y de otro tipo, la cultura organizacional y las decisiones estratégicas necesarias para afrontar los retos y oportunidades futuras. Las salidas se refieren a los productos y servicios y el rendimiento general y la eficacia.

Pros

El modelo de congruencia proporciona un marco riguroso para el análisis de complejos problemas de organización. El modelo no impone restricciones a los directivos, de acuerdo con la consultora de gestión Oliver Wyman. Es una herramienta para reflexionar sobre los problemas de organización, no es un modelo rígido para clasificar las observaciones. No especifica un método particular para diseñar estructuras organizativas o procesos, siempre que haya un ajuste entre los diversos componentes. El modelo también ayuda a las empresas a pensar en el impacto de la gestión del cambio sobre las interacciones de organización y funcionamiento. Los componentes sociales -personas y estructuras informales- y componentes técnicos -tareas y estructuras formales- deben encajar en el marco del modelo de congruencia. Por ejemplo, si el gerente de producto no está en buenos términos con el gerente de marketing, puede haber retrasos en el diseño y una pobre penetración en el mercado.

Contras

Aplicar el modelo de congruencia puede ser un proceso largo y costoso, especialmente para las organizaciones globales con varias unidades de negocio y miles de empleados. El modelo no especifica una vía directa para la incorporación de la dinámica de grupos en el análisis organizacional. La ausencia de un modelo estructurado, al tiempo que da a los administradores flexibilidad, también podría limitar su capacidad de dar soluciones probadas rápidamente a problemas de organización. La aplicación de este modelo puede excluir la posibilidad de que la ausencia de un ajuste no implica necesariamente un problema, ya que no siempre puede haber un ajuste perfecto entre las tareas y las personas, especialmente en las pequeñas empresas. Sin embargo, esto no debe limitar su eficacia, porque las empresas tienen que adaptarse continuamente a los cambios. Por ejemplo, los programas de capacitación y tutorías podrían mantener a los nuevos empleados al tanto de las nuevas responsabilidades.

Implementación

La implementación del modelo de congruencia consiste en identificar los síntomas de los problemas, la determinación de las diferencias entre entradas y salidas, describir el ajuste entre los componentes de una organización, la identificación de las áreas problemáticas y desarrollar un plan de acción para hacer frente a estos problemas.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images